Turistas y ciudadanos se quedaron ayer perplejos al ver cómo un hombre bajaba de su coche con un hacha en la mano y se ponía a amenazar, a voz en grito, a otro señor que se encontraba en la terraza de una sidrería del barrio de Cimadevilla próxima al Museo Casa Natal Jovellanos. El incidente se saldó con una persona detenida y sin heridos de consideración.

Pasaban escasos minutos de las siete y media de la tarde cuando, el presunto agresor -que conducía un vehículo Opel de color oscuro- circulaba en dirección al paseo de San Lorenzo desde Cimadevilla, por la calle Escultor Sebastián Miranda. Poco antes de llegar al hotel Asturias detuvo el vehículo y se bajó con un hacha en la mano. Nada más apearse empezó a increpar a otro hombre que se encontraba en la terraza, que por la tarde soleada del domingo en Gijón no cabía un alfiler. "Suelta el hacha", le gritó el otro implicado al saberse amenazado. Acto seguido, el ahora detenido -al que sometieron a una prueba de alcoholemia- tiró al suelo el arma y se enzarzaron en una pelea que apenas duró unos minutos. A puñetazo limpio. Los testigos, muchos de ellos quedaron perplejos, alertaron a la Policía.

Huida

HuidaAl escuchar las sirenas policiales, el ahora detenido se volvió a subir a su coche, pero fue interceptado rápidamente por los agentes a la altura del Ayuntamiento de Gijón. Allí se le detuvo y también se le esposó antes de llevarle hasta uno de los coches patrulla de la Policía Nacional. Los agentes le incautaron el hacha que portaba para amenazar al otro implicado, que cuando llegó la Policía ya no estaba en el lugar.