La séptima edición del Festival Arco Atlántico durará seis días: desde hoy, martes, y hasta el próximo domingo. Cuatro jornadas menos que cuando empezó el certamen. Fue de la mano del anterior concejal de Cultura, el cantautor Carlos Rubiera, también de Foro. La cita, que se presentó desde su primer año como la contribución forista al calendario cultural gijonés, tiene este año un presupuesto de 174.000 euros, 20.000 menos, según números que explicó ayer la actual responsable cultural de la ciudad, Montserrat López.

López fue la encargada de presentar las líneas maestras del festival, que este año se dedica a la juventud creadora de las regiones del Arco Atlántico. Conciertos, exposiciones, librerías, gastronomía, deportes y juegos tradicionales, talleres, customización de ropa y hasta un curso exprés de asturiano. Destaca la participación del conocido modisto vasco Modesto Lomba, que impartirá el próximo sábado 28 una clase magistral, en el Museo Casa Natal Jovellanos, bajo el título "Una apuesta por la moda".

El Arco Atlántico se celebrará en varios emplazamientos de la ciudad: desde el Antiguo Instituto a Cimadevilla, pasando por la plaza Mayor, plaza del Marqués, Campo Valdés, el puerto deportivo (incluida Punta Lequerica) o los Jardines de la Reina. Los territorios atlánticos que tendrán presencia este año en el certamen son Noreña y los concejos de la Comarca de la Sidra (participaron ayer en la presentación), además de Le Mans, Fontevraud, Saumur y Sintra (mercado gastronómico). López anunció, además, un encuentro de la red de ciudades romanas atlánticas. Rodrigo Cuevas es el elegido para abrir esta noche el programa de conciertos en la plaza Mayor. Están confirmados, asimismo, el gallego Cristian Silva (miércoles, 25): la langreana Marisa Valle Roso (Jueves, 26); las gallegas de "Tanxugueiras" (viernes, 27); los castellano-leoneses de "Fetén Fetén" (sábado, 28) y la Banda de Música de Gijón (domingo, 29).