Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arcelor plantea trabajar el fin de semana para cumplir los encargos

La empresa sopesa aumentar el tiempo de actividad en el tren de carril para superar los problemas con las pruebas de laminación

Laminación de carril en la factoría de Arcelor-Mittal en Gijón.

Laminación de carril en la factoría de Arcelor-Mittal en Gijón. ÁNGEL GONZÁLEZ

Aumentar el tiempo de actividad del tren de carril de ArcelorMittal en la factoría de Gijón es la fórmula que quiere aplicar la multinacional siderúrgica para atajar la sangría que supone la pérdida de alrededor de un millón de euros al mes que actualmente tiene esta instalación. La situación deriva de los problemas que está habiendo en la laminación y en el acabado en el taller con el desarrollo de nuevos productos. Para disponer de tiempo suficiente para poder acometer las pruebas de nuevos productos sin perder capacidad de producción, es por lo que Arcelor quiere que el taller trabaje en continuo, en vez de parar los sábados por la noche y los domingos, como ocurre actualmente, explican fuentes sindicales.

El tren de carril de Arcelor en la factoría de Veriña ocupa a 260 trabajadores, de los que 140 están en tareas de producción. En el taller se trabaja ahora con cuatro turnos, con lo que la instalación está parada sábados por la noche y domingos. La idea es implantar un quinto turno de trabajo para que opere de continuo. La empresa está negociando esta reorganización con los representantes de los trabajadores y quiere empezar a aplicarla a finales de septiembre.

La multinacional plantea aumentar el tiempo de actividad casi sin ampliar la plantilla del taller. El plan es contratar a tres empleados de fuera de convenio para devolver a tareas de producción a otros tantos trabajadores que estaban desempeñando labores de jefe de turno. La reorganización que plantea la empresa también incluye destinar a otras labores a cuatro de los ocho trabajadores que ahora desempeñan un puesto vinculado a la producción de carril de cabeza endurecida. Arcelor plantea que sólo es necesario un trabajador por turno en ese puesto, frente a los dos que hay en la actualidad.

En la negociación para reorganizar el organigrama, los sindicatos también han puesto encima de la mesa cuestiones relativas a ascensos.

A plena capacidad

Fuentes siderúrgicas señalan que el objetivo de ampliar un turno el tren de carril es que pueda estar a plena capacidad de producción, entre 380.000 y 400.000 toneladas anuales y que la misma no se vea mermada por el tiempo dedicado a pruebas para el desarrollo de nuevos tipos de carril con la laminadora universal cuya inversión, de 30 millones de euros, concluyó el año pasado.

Fuentes sindicales señalan que técnicos de factorías de Arcelor en Polonia se desplazaron a Gijón para intentar solucionar los problemas que está teniendo el tren de carril gijonés.

Compartir el artículo

stats