La concejala socialista Marina Pineda presentó esta mañana una proposición que se debatirá en el Pleno municipal del próximo 1 de agosto reclamando un plan de mejora del Servicio de Licencias y Disciplina Urbanística que incluya, entre otras cosas, las medidas a adoptar para agilizar los procedimientos de ejecución subsidiaria. Pineda ha asegurado que "ya estamos hartos de promesas incumplida y no nos sirven las respuestas ambiguas, ni las promesas vagas del Señor Couto. Queremos respuestas concretas y actuaciones concretas".

El derrumbe, el pasado fin de semana, de un edificio en Cimavilla ha puesto de manifiesto una vez más la incompetencia y la desidia del equipo de gobierno ante un problema que se lleva repitiendo en la ciudad desde 2016, se explica desde el PSOE. En palabras de la edil socialista, "el Gobierno municipal ha hecho lo mismo a lo que ya nos tienen acostumbrados: esconder los problemas hasta que estallan, pedir disculpas y poner un parche hasta que vuelve a estallar". En los últimos años hemos tenido varios ejemplos en distintos puntos de la ciudad, como las naves de Laviada, los vertederos ilegales de Santa Bárbara o la nave de Carrocerías Miranda.

La proposición socialista exige la presentación de un plan que contemple las necesidades de medios humanos y materiales del servicio, las alternativas de reorganización del mismo, la dotación presupuestaria mínima que se precise para agilizar los procedimientos y un calendario de plazos para la puesta en marcha de cada una de las medidas. Tal y como explicó la edil, el buen funcionamiento de las ejecuciones subsidiarias es una cuestión clave para el correcto mantenimiento de los edificios y evitar los problemas de malos olores y suciedad que dañan la imagen de la ciudad y ponen en peligro la seguridad y salubridad de vecinos y visitantes.

Desde finales de 2016, el Grupo Municipal Socialista viene exigiendo un incremento del presupuesto para ejecuciones subsidiarias. En junio de 2017 el Pleno aprobó una proposición para la mejora de este servicio. En aquel momento el gobierno municipal reconoció el déficit del mismo y señaló que se estaba preparando un contrato para la realización de algunas actuaciones. "Año y medio más tarde, ni se ha reforzado el personal, ni se ha licitado el contrato ni se ha tomado ninguna medida", sentenció la concejala. La edil socialista ha asegurado que "con estos antecedentes, es comprensible que no nos creamos nada de lo que dice el Señor Couto".