Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gijón de la edad dorada: diseñan un plan para los mayores

El Ayuntamiento movilizará a 300 personas para diseñar un plan de acción a tres años como ciudad amigable con las personas mayores

Unas señoras se protegen del sol con paraguas sentadas en un banco de los Jardines de la Reina.

Unas señoras se protegen del sol con paraguas sentadas en un banco de los Jardines de la Reina. ARTURO FERNÁNDEZ

Gijón es desde mayo del año pasado miembro de la Red de ciudades amigables con las personas mayores. Un proyecto promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) al que el Ayuntamiento decidió vincularse a partir de una iniciativa plenaria de Ciudadanos que consiguió la unanimidad de la Corporación. La adhesión a la red implica poner en marcha un plan que "recoja, organice y defina los proyectos prioritarios a llevar a cabo en los próximos tres años para dar respuesta a las demandas y necesidades planteadas por los mayores". No es asunto baladí si se tiene en cuenta que el envejecimiento de la población es elemento sustancial de la nueva realidad social española. Y más en Asturias,

Ahora a Gijón -donde uno de cada cinco vecinos tiene más de 70 años- le toca ponerse manos a la obra en el diseño de ese plan de mayores. El procedimiento a seguir, según se explicó en la última reunión del Consejo Sectorial de Personas Mayores, consta de tres fases. La primera se centra en la investigación aplicando el denominado protocolo de Vancouver de la OMS donde a través de grupos focales se recogen las opiniones de las personas mayores y los proveedores de servicios. Luego llegará la fase de diagnóstico y, finalmente, la elaboración del plan de acción.

El Ayuntamiento trabaja ahora mismo en un contrato menor que ponga en marcha esos grupos focales. Serán 30 e integrados por entre 8 y 10 personas para no complicar el proceso más allá de la participación de 300 personas. De esos 30 grupos, 24 serán de personas mayores y los otros seis, repartidos de dos en dos, darán voz a las entidades municipales, las personas cuidadoras y el sector del comercio. El proceso de investigación de la "amigabilidad" de Gijón con sus mayores se organiza en ocho grandes áreas: transporte, vivienda, redes y apoyo social, empleo y participación, respeto e inclusión social, comunicación e información, servicios sociales y de salud, y espacios al aire libre y edificios. El informe final busca definir el "grado de aceptación de Gijón a las necesidades de las personas mayores".

Compartir el artículo

stats