Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El día que Josechu se miró en el espejo

El socialista José María Pérez pone punto y aparte a la vida política pública tras un cuarto de siglo de trayectoria local y regional

El día que Josechu se miró en el espejo

El día que Josechu se miró en el espejo

Es José María Pérez López hombre de futuro, tecnología e innovación. Por eso no resulta extraño que haya encontrado en un discurso del fundador de Apple las palabras para explicar su decisión de hacer coincidir el próximo final de esta etapa municipal con su adiós a la primera línea de la vida política. "Hace unos años escuché a Steve Jobs comentar que, cada mañana, debes mirarte al espejo y preguntarte si lo que vas a hacer ese día es lo que querrías hacer el último día de tu vida. Yo hace bastante tiempo que me respondo que no, que querría hacer otras cosas", explica este socialista de casi 46 años que estando en el colegio ya llamó a la Casa del Pueblo para preguntar qué había que hacer para afiliarse y concretó ese deseo siendo alumno de instituto en la Universidad Laboral. A inscribirse como militante del PSOE gijonés entró siendo Chema pero quien tenía que registrarlo le dejó claro que Chema ya había uno y no era cuestión de liarse. "Tu serás Josechu", le dijo. Y Josechu ha sido el nombre con el que ha transitado por la historia de la política gijonesa y asturiana del último cuarto de siglo.

José María Pérez López ya estaba, en el puesto 26 de 27, en la candidatura socialista a las municipales de 1991 encabezada por Vicente Álvarez Areces. Antes de esa fecha ya había sido miembro del consejo asesor de Educación del Principado de Asturias en representación del Consejo de la Juventud del Principado y luego se le pudo ver en el consejo de administración de las escuelas taller de Gijón, en la comisión permanente del Consejo de la Juventud de Gijón y en la junta rectora de la Fundación Municipal de Servicios Sociales. Actividad política que iba compaginando con sus estudios y su trabajo, primero como repartidor y luego como encargado, de Asturpizza. En 1996 fundó con un socio la firma A&C Atención Comercial, dedicado a crear productos comerciales. Duró dos años.

El Pérez empresario daba paso al Pérez concejal en 1999. Los 16 ediles que consiguió Paz Fernández Felgueroso en su primer asalto a la Alcaldía le garantizaron un puesto en la Junta de Gobierno a un Josechu que había escalado hasta el puesto 13 de la lista. Del gobierno de la ciudad a la que sus padres le trajeron de niño desde su Luarca natal no se iría hasta 2012. Entonces su partido decidió que debía dar el salto de la candidatura municipal a la autonómica y del Ayuntamiento pasó a la Junta General del Principado.

Durante aquella larga primera etapa municipal -casi trece años - ejerció como concejal responsable en las materias de turismo, comercio, industria, innovación y promoción económica; además de ser el presidente de la Sociedad Mixta de Turismo y del Centro Municipal de Empresas, que incluye a su querido Parque Científico y Tecnológico. Uno de los proyectos de ciudad de sello socialista del que siempre habla con orgullo. De aquellos años, y de su área de responsabilidad, también son la creación de la marca turística "Gijón, Asturias con sal" y el desarrollo de la tarjeta ciudadana como ese DNI gijonés que todo vecino lleva ahora en la cartera. Como miembro del gobierno municipal también estuvo en los consejos de administración de Telecable, la Autoridad Portuaria y el Spain Convention Bureau, entre otras entidades.

Sus tres años camino de Oviedo como diputado regional le sirvieron para conocer otra parte de la vida política y sacarse el carné de conducir. Pero volvió a su Gijón como candidato socialista a la Alcaldía en las municipales de 2015. No pudo ser. Si duro fue para el PSOE en 2011 ver como cogía el bastón de mando Carmen Moriyón en representación de Foro - gracias a los apoyos del PP- pese a tener más votos y concejales la lista de Santiago Martínez Argüelles; no menos duro fue ver en 2015 que Foro se imponía al PSOE como el partido más votado en Gijón. Ese liderazgo, y la incapacidad de los tres partidos de la izquierda (PSOE, Xixón Sí Puede e IU) de llegar a un acuerdo, permitió a Moriyón repetir en la Alcaldía. Donde siguió y sigue pese a los mil y un rumores de una moción de censura que nunca se ha conseguido completar.

Hay quien nunca vio factible un gobierno de izquierda liderado por Josechu. O por lo menos ese era el argumento. Incluso cuando el socialista dio un paso atrás. Y es que para sus seguidores Pérez es un trabajador infatigable, buen gestor, cabeza pensante, hombre honesto y solidario y político comprometido con su ideología: el Alcalde que Gijón debería haber tenido. Pero para sus detractores es el mal ejemplo del político profesional y le incluyen en el listado de culpables de todos los males de la ciudad tras tres décadas de gobiernos socialistas. A mitad de camino entre ese cielo y ese infierno esta el hombre que solo hace unos meses, y en defensa de su forma de ver la política y el partido y pese a salir a la carrera con todas las de perder, le plantaba cara a Adrián Barbón en las primarias por la secretaría general del PSOE asturiano. Perdió.

Quizás por todo esto, y por mucho más, Josechu entiende que debe apartarse de la política y buscar un nuevo horizonte que le permita darle otra contestación al espejo por las mañana. ¿Donde? Nada hay decidido aunque en la reciente entrevista con LA NUEVA ESPAÑA donde desvelaba su futuro aseguró que "me gusta mucho el mundo de la empresa y de la educación". En lo primero ya tiene experiencia y de lo segundo pueden hablar los alumnos del Vallín que este curso lo tuvieron como profesor de Economía en prácticas.

Un paso por detrás del nuevo Josechu quedará el veterano político que entendió que twitter no es una plataforma unidireccional y vio en esa expresión la imagen de la relación entre un cargo electo y sus representados. El hombre que confiesa que "vivo la política con pasión pero no es lo único que me gusta hacer. Y ha llegado el momento de ponerme a ello y cerrar esta etapa".

Compartir el artículo

stats