DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El inicio del ferry contratado por Armón Gijón, previsto para finales de año

El barco, con casco de catamarán y con una eslora de 125 metros, dará ocupación al astillero gijonés durante unos dos años

José de Lara Rey, en el centro, poco antes del inicio de la jornada de los ingenieros navales.

José de Lara Rey, en el centro, poco antes del inicio de la jornada de los ingenieros navales. MARCOS LEÓN

La obra del ferry rápido que construirá Armón Gijón para un grupo noruego se iniciará previsiblemente a finales de este año. El astillero gijonés ya está acumulando chapa de aluminio para emplear en este buque de 125 metros de eslora y que puede dar ocupación durante más de dos años a la factoría naval de El Natahoyo, según explican las fuentes consultadas.

El barco proyectado es un catamarán que empleará tecnología punta y será el mayor catamarán construido hasta la fecha por el grupo naval asturiano, que ya ha realizado embarcaciones con ese tipo de casco, pero con dimensiones más reducidas y usos distintos. Unos de los más recientes que ha realizado en otro de los astilleros que el grupo naval tiene en la localidad gallega de Burela son sendos catamaranes de aluminio de asistencia rápida a plataformas petrolíferas, con una eslora de 57,25 metros, que fue entregado el año pasado. En el mismo astillero gallego Armón también ha construido en los últimos años tres ferrys catamarán de entre 30 y 40 metros de eslora.

El ferry que ahora realizará en aluminio para un grupo noruego se hará en Gijón, dado que por sus dimensiones no sería posible construirlo en Burela, que tiene capacidad para producir barcos de hasta 70 metros de eslora.

Armón Gijón ya intentó entrar en el sector de los ferrys tras haber contratado uno de 182 metros de eslora para Naviera Armas, para lo que llegó a presentar a la administración un proyecto para dragar la zona de botadura de la grada del astillero y para recrecer la grada. Al final no llegó a ejecutar el recrecido de la grada, debido a que una modificación en el diseño del ferry, derivado del cambio de combustible previsto, hizo que el armador tuviera que construir el buque en otro astillero, al aumentar las dimensiones del mismo.

Compartir el artículo

stats