02 de enero de 2019
02.01.2019

Así era Thiago Leonel Guamán: un niño "alegre, despierto, extrovertido y muy sonriente"

El pequeño de tres años era un apasionado de las motos y le encantaba "Spiderman"

02.01.2019 | 10:07
Así era Thiago Leonel Guamán: un niño "alegre, despierto, extrovertido y muy sonriente"

La mañana de ayer en casa de la familia Bustos sirvió para recordar los buenos momentos vividos junto al pequeño de tres años, al que su madre definió como un crío "alegre, despierto, extrovertido y muy sonriente". Es esa alegría que desprendía Thiago Leonel la que impide derramar lágrimas, no sin esfuerzo, a su madre. "No puedo llorarle porque él era una persona muy alegre", asegura Viviana Bustos, arropada por su otro hijo y su hermano Carlos, que también compartió innumerables momentos con su sobrino. "Esto es un palo muy grande", acertó a decir el hombre poco antes de recibir el pésame del casero del inmueble tras el fallecimiento del niño al atragantarse con una uva tras las campanadas. 

A Thiago Leonel Guamán, desveló su madre, le encantaban las historias de superhéroes como Hulk, pero especialmente las de Spiderman desde que le regalaron un disfraz del mítico hombre araña con el que muchas veces jugaba. "También era un fanático de las motos, le encantaban", confiesa su tío Carlos Bustos. Otra de sus aficiones era bailar sin parar en el salón de casa al son de múltiples canciones. "Siempre lo hacía todo con una sonrisa", confirma su madre tras mostrar un vídeo en el que el niño aparecía bailando. "Tengo múltiples fotos y vídeos de él en mi teléfono, y quiero que se publiquen para que todos los que le querían lo sepan y le recuerden con una sonrisa", explicó Viviana Bustos, que llegó a España hace ya 18 años, convencida por su hermano, y donde desde el primer momento logró integrarse a la perfección. "Me he dedicado a trabajar de asistenta para poder dar una educación a mis hijos, porque más no les podía ofrecer", comparte.

A esos bailes y sonrisas hay que sumar los gritos, carreras y los saltos que "llenaban de alegría" toda la casa familiar. "Siempre quería fiesta, siempre estaba saludando y diciendo hola a todo el mundo", continúa su madre, a modo de homenaje. "El recuerdo siempre estará ahí, tenemos que ser fuertes", añade.

El carácter alegre de Thiago Leonel Guamán contagiaba a todos los que le conocían. "En el colegio también le van a echar mucho de menos, porque se hacía querer, se ganaba el cariño de toda la gente que le conocía", confirmó su madre. De hecho, la capilla ardiente del pequeño, instalada en la sala número 3 del tanatorio de Jove, rebosó de visitas de familiares y amigos durante toda la tarde de ayer. Algunos familiares se desplazaron a Gijón desde otras partes del país para poder arropar a Viviana Bustos y su hijo Kevin Alexis durante el velatorio que continuará durante esta mañana, hasta que los restos mortales del pequeño sean trasladados al tanatorio de Gijón-Cabueñes para ser incinerados.

Además de familiares y amigos -son una familia muy querida y apreciada en el barrio de El Natahoyo desde que están instalados en la zona- fueron varios los profesores y profesoras del colegio público Atalía, situado a escasos metros de su casa, que acudieron a lo largo del día de ayer hasta Jove para dar el pésame a la familia, especialmente a la madre y el hermano mayor, Kevin Alexis.

Muchos de los docentes que acudieron al velatorio lo hicieron con lágrimas en los ojos, sin poder contener el llanto y todavía asimilando lo ocurrido en una fecha tan señalada. Una de las coronas de flores que reposan ya junto al féretro del niño llevaba precisamente una cinta del colegio Atalía con la que la comunidad educativa del centro de El Natahoyo quería homenajear al pequeño Thiago Leonel Guamán. De hecho, en el centro escolar están valorando cómo realizar un homenaje de recordatorio al alumno fallecido, una vez se retomen las clases después de las vacaciones de Navidad.

Funeral en San Esteban del Mar, en El Natahoyo

Junto a los docentes se han movilizado también, poniéndose a disposición de la familia, los representantes de la Asociación de Padres y Madres del colegio Atalía para ayudar en todo lo posible a la madre y hermano del pequeño fallecido. Además, uno de los homenajes más inminentes tendrá lugar mañana jueves, día 3 de enero, en la iglesia de San Esteban del Mar, en la parroquia de El Natahoyo. Será a las 17.30 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad