03 de enero de 2019
03.01.2019

El gijonés que casi muere atragantado con una uva en 2016: "A mi nieto ya no se las doy"

"Si la ambulancia hubiese tardado dos minutos más no estaría aquí para contarlo; esa tradición de Nochevieja es un peligro", asegura Fernando García

03.01.2019 | 01:21
Fernando García Bernardo, ayer, en su domicilio.

Cuando el gijonés Fernando García Bernardo leyó ayer en las noticias que un pequeño de tres años había fallecido esta Nochevieja tras atragantarse con una uva recordó, como lleva haciendo en los últimos tres años, lo cerca que estuvo él de morir. Sufrió el mismo incidente en la Nochevieja del año 2016 y, según explica, la rápida actuación de los servicios médicos evitó el fatal desenlace. "Le debo la vida a mi mujer, que se dio cuenta muy rápido de que algo iba mal y llamó a Emergencias, y al equipo de la ambulancia, que además de llegar muy rápido a mi casa me pudo liberar inmediatamente. Siempre digo que si hubiesen tardado dos minutos más yo no estaría aquí para contarlo", asegura.

El varón, un jubilado de 74 años, explicó ayer que este tipo de accidentes parecen "una tontería que no le puede pasar a nadie, hasta que te toca". En su caso, sigue sin saber cómo pudo atragantarse con algo que llevaba haciendo décadas. "Era una tradición en mi casa; lo hace la mayoría de la gente. Yo me había sentado un año más a tomarme las uvas con mi mujer. A la tercera o la cuarta noté que algo se quedaba atravesado y yo, como un tonto, vi que me iba a retrasar y me metí dos de golpe, para no perder el ritmo. Eso también lo hace todo el mundo, cuando ven que van con retraso, se apuran. Yo me atraganté, me puse a toser y acabé escupiéndo todo lo que tenía en la boca, pero una uva se quedó atascada. Ahí empezó todo. Cuando me quise dar cuenta ya no podía respirar", resume. "Me dio mucha pena leer lo del niño porque yo me vi en esa misma situación y es horrible. Es algo que no te esperas y no te da tiempo a reaccionar. De todas formas, creo que mi caso fue distinto porque los médicos me dijeron que a mí sí que me entraba algo de aire. No están seguros, pero suponen que si no pudiese respirar nada de nada yo no hubiese durado tanto tiempo consciente", añade.

García piensa también que su caso fue distinto porque su mujer, que estaba a su lado, llamó rápidamente a Emergencias y porque la ambulancia se presentó en su casa a los seis minutos de recibir el aviso. "Parece poco tiempo, pero cuando llegaron los médicos yo ya casi no me daba cuenta de lo que estaba pasando. Solo sentía que se me iban las fuerzas, que me iba yendo muy despacín. Veía como una puerta que se abría y me faltó muy poco para abandonarme y tirar la toalla. Eso sí, en cuanto me quitaron la uva me recuperé de golpe. Fíjate qué tontería. Pasé de verme en la otra orilla a encontrarme perfectamente. Si no lo hubiese vivido me parecería increíble. Por eso sé que este tipo de accidentes terminan en desgracia en pocos minutos", asegura. "Ya en su momento agradecí su trabajo al equipo de la ambulancia y sus benditos seis minutos. Sé que les debo la vida y me acuerdo de ellos siempre, pero en ocasiones como ésta todavía más", completa.

Desde su accidente García no ha vuelto a tomar las uvas para despedir el año. "No me gusta mucho decirlo porque suena un poco tonto, pero de verdad que ahora me da muchísimo miedo. Tengo 74 años y a estas alturas más vale prevenir que curar", comenta. Tiene dos nietos, una de 16 años que sí que mantiene la tradición de las doce campanadas y otro más pequeño, de 6, que se mantiene alejado de esta fruta. "Alguna habrá comido, pero siempre peladas, que se mastican mejor, aunque esta Nochevieja ni se las tomó. Pero no es culpa de nadie. Habrá niños que puedan y que nos les pase nada, muchos familiares míos se las siguen tomando y jamás tuvieron problemas, pero yo tengo el miedo metido en el cuerpo. Tampoco me parece tan importante tomarse las uvas. A la vista está que esa costumbre es un peligro", justifica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído