Agentes de la Comisaría de El Coto han detenido a tres vecinos de Gijón, dos hombres y una mujer, por no abonar los décimos de lotería que habían reservado para el sorteo de Navidad.

Uno de ellos, fingió ser el dueño de un kiosko y manifestó a los dueños de dos administraciones de lotería de Gijón que precisaba varias series de números de la lotería nacional para distribuirla entre sus clientes, reserva sin abono por adelantado, que es práctica habitual entre comerciantes.

Días antes del sorteo ya había sido imposible contactar con él ni al teléfono de contacto ni en el supuesto negocio que regentaba que estaba cerrado al público. Las administraciones sufrieron un perjuicio económico de 1000 €.

Los agentes de la comisaría de El Coto localizaron a la persona denunciada que fue detenido como presunto autor de un delito de apropiación indebida. El arrestado de 36 años, vecino de Gijón tenía antecedentes por delito contra la salud pública y asociación ilícita.

Por el mismo delito fue detenida una mujer de 38 años que reservó 198 décimos de lotería en una administración para vender en participaciones para el AMPA de un colegio de Gijón y que tampoco abonó, causando un perjuicio de casi 4000 €. Además del dinero con el que se perjudicó a administración de lotería, en este caso también resultó afectada la asociación de padres que se quedó sin el donativo con el que se grababan las participaciones y con el que se organizan anualmente jornadas y actos lúdicos para los niños. La mujer al ser requerida para el pago manifestó haber realizado una transferencia bancaria pero el ingreso nunca se llevó a efecto, quedándose ella con todo el dinero de la venta.

También durante el mes de enero fue detenido otro vecino de Gijón que había reservado décimos de lotería por importe de 600 euros para el reparto entre los miembros de una peña y cuyo pagó nunca materializó. Ante los avisos sucesivos para el pago de la cantidad adeudada el cliente manifestó que no pagaría nada y que no se volvería a pasar por la administración que le había facilitado la lotería. El arrestado, de 58 años de edad, tenía antecedentes policiales por robos y amenazas.