23 de enero de 2019
23.01.2019
La Nueva España

África echa raíces en Gijón

Cuatro inmigrantes asentados en la ciudad relatan a los alumnos del Inmaculada su periplo en busca de una vida mejor en Europa

23.01.2019 | 02:37

El ancho mar acerca sueños, los aleja y, en ocasiones, se los traga para siempre. Quienes han sobrevivido para contarlo son un ejemplo de superación con un sueño compartido: mejorar sus vidas y las de sus familiares, lejos de su patria, partiendo de cero. Unas pocas de esas historias pudieron escucharse ayer en el Colegio de la Inmaculada, inmersa en sus jornadas solidarias, en la celebración de una mesa redonda titulada "África, nuestra hermana".

Historias como la Roger Ndongala, llegado hace diez años de El Congo, un país "muy rico, con oro, con gas, con petróleo, con coltán, pero cuya riqueza no tiene efecto en la población", lamentaba ayer ante nutrido grupo de alumnos de primer y segundo curso de Bachillerato, convocados para "conocer otras realidades, para salir al mundo en el que vivimos con unos valores que nos permitan estar al servicio de los demás", como señaló el padre Alberto Plaza, moderador del acto.

Roger tuvo la suerte de llegar a Asturias hace más de una década huyendo de "un país en el que nada funciona, ni los servicios sociales ni la medicina, para estudiar hay que pagar, están robando el dinero y el pueblo no tiene ayudas". A todo ello se ha sumado además en los últimos años "la guerra del coltán, en el norte del país", un material muy codiciado para la elaboración de móviles y televisores de última generación, "Aquí estoy tranquilo", aseguraba Roger ante los alumnos, antes de dar paso a las historias de quienes llegaron atravesando el mar y encontraron una vida mejor en el Hogar de San José.

Como el senegalés Maguete, que llegó a Canarias en 2006 a bordo de un cayuco y gracias a su estancia en el Hogar y a un curso en el Revillagigedo, hoy trabaja en el sector del metal en Tremañes. "Me fui de mi país porque necesitaba ayudar a mi familia, buscaba un mejor futuro", explicó a los estudiantes. Estuvo ocho años sin poder ir a casa, pero ahora va cada año a un país, Senegal, que "es muy acogedor, te hace sentir como su fueras de allí en cuanto llegas; lo que más me costó fue dejar atrás a la familia y los amigos pero aquí estoy muy contento y agradecido", reflexionaba sobre su experiencia personal.

Keita, de Mali, llegó a Gijón en 2009. Se fue de su tierra chica atravesando Mauritania para cruzar en patera a Tenerife. Atrás dejó a su familia, ganaderos, en un pueblo pequeño al que llegaban noticias de que "España mola, y yo quería verlo por mi mismo, ver si era verdad". Llegó a Canarias el día de Navidad de 2007, y en Tenerife hizo muchos amigos. Hasta el punto de que cuando fue trasladado al hogar gijonés de San José "no quería ni hablar con los educadores, sólo quería volver a Tenerife". La vida quiso que estudiara en la escuela taller, conociera una chica y tuviera un hijo. Así que "no he podido volver a Tenerife", relataba ayer, todo sonrisas, anes de reconocer que "las dos veces que regresé a Mali fue cuando verdaderamente me di cuenta de la corrupción y los problemas que hay en mi país".

Adam es el más reciente en Gijón: llegó hace año y medio desde Ghana, atravesando Libia y permaneciendo en Italia varios meses, como explicaba con su casi recién estrenado español aderezado en inglés con acento africano. Una travesía "muy dura, en la que vi muchas cosas y perdí amigos", indicaba emocionado, ahora con la tranquilidad de saber su vida a salvo, porque en Ghana "no sabes qué va a ocurrir mañana".

En el otro lado de la lucha, quienes, como Emilio Pérez- Requeijo se dedican a trabajar por mejorar las condiciones de vida en los países africanos. Su último destino, como trabajador de la Asamblea de Cooperación Por la Paz, ha sido Gambia, donde "conseguimos reducir de manera notable la mortalidad infantil". Y donde, en un paso más allá para colaborar con el país cuando se retiran las ayudas, "estamos luchando por empoderar a la mujer, tanto a nivel político como en las decisiones de la comunidad". Todo un espejo en el que mirarse por un mundo más justo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad