31 de enero de 2019
31.01.2019
Debates y decisiones de calado en el primer Pleno de 2019

El consenso municipal regala a Gijón un Plan de Urbanismo tras cinco años de espera

Solo el PSOE rechazó un documento que "contiene un poco de todos los grupos del Pleno" y recupera "la seguridad jurídica" tras las dos últimas anulaciones

31.01.2019 | 03:05
El consenso municipal regala a Gijón un Plan de Urbanismo tras cinco años de espera

Gijón tiene nuevo Plan General de Ordenación... "por fin". Las dos palabras que ayer incluyeron en sus intervenciones varios de los portavoces municipales para enfatizar el fin de cinco años de complicada tramitación. El edil de Urbanismo y defensor del documento ante el Pleno, el forista Fernando Couto, consiguió sumar para la propuesta de aprobación definitiva los votos favorables de Foro, Xixón Sí Puede, PP, IU y Ciudadanos. El PSOE votó en contra. Ahora sólo falta esperar la publicación del acuerdo plenario en el BOPA -previsto para el 14 de febrero- para decir adiós a una anómala realidad que tenía a Gijón regido por un planeamiento urbanístico de 1999 tras haberse anulado en los tribunales los planes generales de 2006 y 2011.

"Ha sido un debate sereno y lleno de propuestas que nos ha permitido llegar a un plan con el que Gijón puede avanzar. Un plan pactado, acordado y sin estridencias. Esperamos, por el bien de Gijón, que este plan sea por largo tiempo el sustento urbanístico que se necesita", explicó Couto. El mismo Couto que antes había enumerado las singularidades del nuevo PGO. Desde la playa verde del Rinconín al polo de economía azul en los terrenos de Naval Gijón, de la nueva entrada a Gijón por Porceyo a la recuperación del suelo de Mina La Camocha para actividades económicas agrarias, de la eliminación de 2,5 millones de metros cuadrados de urbanizables a los planes de regeneración urbana en el casco urbano y de los aparcamientos disuasorios a las más de cuatro mil viviendas protegidas.

Un PGO que, para el edil del equipo de gobierno, puede presumir de tener un amplio consenso político, haberse abierto a la máxima participación ciudadana y contar con todos los parabienes de los organismos supramunicipales afectados, empezando por la CUOTA. "Ponemos sobre la mesa un Plan General que contiene un poco de todos los que aquí estamos", defendió Couto.

Un poco, incluso, del PSOE pese a que finalmente los ediles socialistas alzaron su mano para rechazar el nuevo Plan General. Su portavoz, José María Pérez, lo dejaba claro: "Preferimos un plan que actualice el del 99 a que no haya plan pero no compartimos el modelo de ciudad que se dibuja en este documento. No creemos que sea lo que la ciudad y los ciudadanos necesiten para su desarrollo futuro, urbanístico y de vida". El modelo urbanístico que rechaza el PSOE es el modelo chalé porque "todo el suelo urbanizable que se plantea aquí es para destinar a vivienda de tipología unifamiliar. Un modelo más caro de mantener y menos sostenible".

"Falta de ambición"

Además, el portavoz socialista entiende que es escasa la apuesta por la vivienda protegida, sobre todo si se tiene en cuenta que parte de la cuantificación que se hace es teniendo en cuenta el proyecto Ecojove, cuyo salto de los papeles a la realidad parece casi imposible. Y afea "la falta de ambición" en abrir la ciudad a una proyección económica basada en la apuesta por sectores innovadores. "Ese es nuestro modelo. No aspirábamos a ganar pero creemos firmemente que merece la pena seguir peleando por un modelo de ciudad diferente al que defienden el resto de grupos políticos que se sientan en este Pleno" concretó Pérez al finalizar su intervención.

Mario Suárez del Fueyo, portavoz de Xixón Sí Puede tomó el testigo del dimisionario David Alonso quien fuera el hombre de Podemos Gijón en este asunto durante este mandado, para defender un Plan General "que es imprescindible aprobar, y que no es el plan de Xixón Sí Puede pero es el mejor Plan General que nosotros podemos apoyar". Esa necesidad urgente de recuperar la seguridad jurídica en materia urbanística fue uno de los argumentos del voto favorable de XSP. Pero no el único.

Desde la formación morada también se puso en valor el alto nivel de apoyo político y un consenso social "que se observa en este clima de sosiego que no fue precisamente lo que sucedió con los dos planeamientos anteriores", recordó el edil con la memoria puesta en las marchas verdes de los vecinos de la zona rural. En su mensaje final Suárez del Fueyo aseguro que "Xixón da hoy un paso fundamental contra la especulación y sienta las bases de una ciudad sostenible; una ciudad para los ciudadanos, no para los especuladores".

El PGO se aprueba a pocos meses del final de esta Corporación. Eso supone que serán otros concejales quienes tengan que sacarlo adelante. Un legado al que hacia mención Couto recordando, por ejemplo, que deben ser otros quienes decidan sí hacer un equipamiento singular en el suelo municipal de El Rinconín. Y al que también se refirió el portavoz del PP. "Esto empieza aquí. Que sea un buen plan depende de la gestión posterior que se haga para desarrollar su potencial", dijo Pablo González.

Para el PP será importante ver la definición de proyectos que consideran con muchos flecos, como los tratamientos en la fachada marítima o el parque empresarial de La Camocha.

"Este Plan no es de nadie y es un poco de todos", aseguró Aurelio Martín en representación de Izquierda Unida y tras reivindicar el esfuerzo de los seis grupos políticos para hacer cesiones en favor de un documento de planeamiento "que es necesario y que posibilita el desarrollo económico de la ciudad en este momento". José Carlos Fernández Sarasola sumó el voto de Ciudadanos desde la responsabilidad de apoyar "un Plan que no nos entusiasma pero que entendemos es necesario para poner por fin en orden el urbanismo de Gijón. No es el mejor Plan pero es un plan equilibrado y de una forma u otra puede agradar a todos".

Plan de vías sin fisuras


La aprobación del Plan General era el plato estrella de un menú con más urbanismo sobre la mesa. La Corporación aprobó también por mayoría -en esta ocasión el no del PSOE se transformó en abstención- el nuevo Catálogo urbanístico y asumió la recomendación de los juristas municipales de no recurrir las sentencias que anulan el plan de la Ería del Piles.

La culminación de las gestiones del ansiado Plan General restaron protagonismo a la aprobación de la adhesión de Gijón al área metropolitana de Asturias y dejaron en una simple votación sin debate dar el visto bueno a la firma del nuevo convenio del plan de vías: otra gran lucha de la ciudad ya que garantiza el desarrollo del proyecto ferroviaria pendiente desde hace dos décadas y una inversión de más de 800 millones. Ese acuerdo se tomó por unanimidad.

Estos votos de tanta trascendencia fueron los primeros para José Ramón Tuero, que se incorporaba al Grupo Municipal Socialista tras la renuncia a la concejalía de Begoña Fernández. Su toma de posesión como edil gijonés coincidió con la publicación en el Boletín del Principado de su cese como director general de Deporte del Principado. Solventada la baja en el PSOE se espera que para el próximo Pleno pueda hacer lo mismo Xixón Sí Puede con Lorena Montes en lugar de David Alonso, que dejó hace unos días la formación.

El Pleno de ayer comenzó con todos los ediles en pie guardando un minuto de silencio por las muertes de Vicente Álvarez Areces, Juan Cueto e Isaac del Rivero y terminó con una declaración institucional -que el PP no votó- de apoyo a los pensionistas gijoneses en su lucha por unas pensiones dignas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído