08 de febrero de 2019
08.02.2019

"Fue a nosotras a quienes nos pegaron", dicen las sindicalistas del piquete del 8-M

Las procesadas de la CNT acusadas de agresión aseguran que sólo entraron a la tienda de la calle Corrida a informar a los empleados del derecho a la huelga

08.02.2019 | 02:59

Las tres sindicalistas de la CNT procesadas por un delito contra los derechos de los trabajadores tras realizar presuntamente un iracundo piquete en una tienda de ropa de la calle Corrida con motivo de la huelga feminista del pasado año sostuvieron ayer ante el juez que solo se limitaron a informar a los empleados del comercio sobre su derecho a la huelga y que fueron ellas las agredidas cuando quisieron pegar pegatinas en los espejos del establecimiento. Una versión que chocó radicalmente contra la del trabajador agredido y cuatro de sus compañeras, que ayer señalaron a las procesadas sin género de dudas como responsables de los altercados.

Solo dos de las acusadas, Z. G. C. y N. R. M., reconocieron haber entrado en el establecimiento de la calle Corrida, pero la otra encausada, C. F. B., aseguró que llegó más tarde y se quedó fuera en todo momento, una aseveración que contradijeron varios testigos. Las tres coincidieron en apuntar que con motivo de la huelga del pasado 8 de marzo, Día de la Mujer, se formó un piquete informativo que recorrió varios comercios explicando a los trabajadores su derecho a hacer huelga y las posibilidades que para ello tenían si sus jefes les ponían pegas o amenazaban con represalias. "Repartimos folletos y pegamos alguna pegatina, pero nosotras no increpamos a nadie ni tampoco agredimos a ningún empleado; al contrario fuimos nosotras las agredidas", explicó Z. G. C. durante su declaración a preguntas del fiscal. "Me pegó una pegatina con fuerza en el pecho", añadió esta acusada para luego aseverar que a su compañeras N. R. M. la habían empujado contra una viga.

En base a lo expuesto por las acusadas y luego los testigos, el letrado defensor explicó que en ningún caso podría atribuírseles un delito contra los derechos de los trabajadores puesto que "no hubo coacción ninguna" durante el piquete informativo. De hecho, resaltó el abogado, ningún otro incidente se registró durante la jornada pese a haber visitado varios comercios más. No obstante, más laxo fue al hablar del delito leve de lesiones que afrontan Z. G. C. y N. R. M., asegurando que si bien no está claro quién pegó a quién solicitó que en base a los escasos ingresos económicos de las procesadas se les impusiese la pena más mínima. Solo una cuarta compañera, que se quedó fuera de la tienda, avaló con su declaración el relato de las acusadas.

"Una jauría contra él"

La versión del trabajador que resultó agredido y el de otras cinco compañeras en nada tuvieron que ver con lo dicho por las tres sindicalistas. Todos concidieron en que un grupo de entre ocho y diez mujeres entraron aquel día a la tienda a gritos. Llamaron "esquirolas" a las trabajadoras y les dijeron "vergüenza me daría trabajar un día como hoy". Luego empezaron a colocar pegatinas en medio de un gran jaleo. Acto seguido, Z. G. C. y N. R. M. golpearon a uno de los trabajadores que intentó quitar una de las pegatinas y el cual mantiene otro litigio abierto con las procesadas por amenazas. "Fue como una jauría contra él", dijo el fiscal en sus conclusiones utilizando el testimonio de una de las trabajadoras. A eso se sumaron cánticos como "machete al machito" y "machito muerto abono para mi huerto".

Ahora las tres sindicalistas se enfrentan a una multa de 4.320 euros mientras que Z. G. C. y N. R. M. suman otros 480 euros por el delito leve de lesiones. El juicio quedó visto para sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad