Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Honores al republicanismo federal

La ciudad rinde tributo a Eladio Carreño, alcalde de Gijón en 1873: "Sus ideas son de actualidad"

Honores al republicanismo federal

Honores al republicanismo federal

Decenas de simpatizantes republicanos rindieron ayer homenaje a la figura de Eladio Carreño en la calle que lleva su nombre. El acto, que fue convocado por un colectivo de asociaciones memorialistas y republicanas de Gijón, se celebró con motivo del aniversario del nacimiento de Carreño, que llegó a ser alcalde de la ciudad durante la I República. El homenaje contó con la participación del historiador y concejal de Educación del Ayuntamiento de Mieres, Faustino Zapico, que ilustró a los presentes con los episodios más destacados de su vida.

Eladio Carreño fue muchas cosas durante su vida. Nació en Avilés en 1834 y estudió en Cuba. Sobre todo se le conoce por su activo papel como líder del Partido Republicano Gijonés, pero también fue médico, periodista y alcalde de la villa en 1873. "Fue un personaje del que me quedé prendado. Su importancia va más allá de Gijón y alcanza a toda Asturias", afirmó ayer Faustino Zapico. "Con él pasa como con mucha gente de la izquierda asturiana, que permanece en el olvido porque sólo recordamos episodios concretos de la historia reciente, muchos creen que el mundo empezó en 1978 ", agregó.

Entre las cualidades del alcalde de la ciudad, el historiador destacó "su labor propagandista del republicanismo más radical" en Asturias, especialmente de las ideas de Pi y Margall. "Durante la primera Restauración de la Monarquía, Carreño es el hombre de confianza de Pi y Margall, al que éste encomienda reconstruir el Partido Republicano Federal en Asturias", señaló.

El político llegó a redactar dos proyectos de Constitución para la región y tuvo un papel muy importante en la creación del Ateneo Obrero gijonés. "Su idea de República como espacio de fraternidad, igualdad y libertad es muy actual, y creo que deberíamos tenerle más en cuenta a la hora de pensar en qué Asturias queremos para los próximos veinte años", señaló Zapico. Junto a él, también quiso dedicar unas palabras al exalcalde gijonés el activista teatral Boni Ortiz quien destacó "el gusto por el teatro" de Eladio Carreño recordando un episodio que tuvo lugar en el antiguo teatro Jovellanos en una obra que el dirigía y en el que representó a los Borbones como "dos asnos". "Como todos nosotros, también era un poco gamberro e insurreccional, y no tenía problemas en faltar al respeto a la Monarquía", señaló. El actor recitó también varios poemas en memoria del fallecido, uno de ellos del poeta Jorge Riechmann.

El acto también contó con la intervención del expresidente del Ateneo Republicano de Asturias, Alejandro Villa, que quiso agradecer la importante aportación de Carreño a la historia de la izquierda asturiana, y del artista Iván Sansegundo, que cantó un tema de Serrat basado en una letra de Antonio Machado y una copla de Carlos Cano con texto de Federico García Lorca.

Compartir el artículo

stats