Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden una contrapartida económica para investigar las manchas en San Lorenzo

El Instituto del Carbón solicita un convenio para contratar al técnico que realizará los estudios sobre la procedencia del carbón que aflora en la playa

Dos científicos del Incar toman muestras de un vertido de carbón en San Lorenzo el pasado mes de diciembre.

Dos científicos del Incar toman muestras de un vertido de carbón en San Lorenzo el pasado mes de diciembre. LNE

El director del Instituto Nacional del Carbón (Incar), Fernando Rubiera explicitó ayer que "todavía no hay ningún convenio firmado con el Ayuntamiento de Gijón" para la investigación de la procedencia de los afloramientos de carbón que periódicamente se pueden observar en la playa de San Lorenzo.

Por ello, apremiaron al Consistorio gijonés a la firma de ese documento en el que se incluya una "contrapartida económica" por los trabajos que llevan meses realizándose tanto en el arenal gijonés como en otros puntos de la costa asturiana. "Necesitamos un soporte económico, no vamos a trabajar por amor al arte", reiteró Rubiera, que insistió en que "no hay un compromiso, pero queremos promover la firma de un convenio, reunirnos y establecerlo". El director del Incar aseguró que "estamos esperando a reunirnos con el Ayuntamiento para ver si se puede firmar o no".

El documento debería incluir la contratación de un titulado en la materia para que pueda realizar todo el estudio, desde la toma de muestras hasta la interpretación de los datos que de estas se extraigan. Rubiera estima el coste anual en alrededor de 20.000 euros. Desde el Incar también se abre la puerta a otra posibilidad: la de contratar por parte del Ayuntamiento la realización de informes puntuales más exhaustivos que los realizados hasta el momento. Unos trabajos que irían encaminados a descubrir la procedencia del carbón, "no a estudiar la contaminación de la playa", explicitó Rubiera.

Hasta que se haga efectiva la firma del convenio, trabajadores del Instituto Nacional del Carbón siguen adelante con la investigación, que ya les llevó a recoger muestras en uno de los últimos grandes afloramientos el pasado mes de diciembre. "La firma del convenio se está retrasando porque es mala época teniendo en cuenta que vienen las elecciones", valoró Rubiera.

Con todos los datos recogidos hasta la fecha, el Incar está llevando a cabo distintas actuaciones como un trabajo de fin de grado tutorizado por los investigadores del Instituto "para otorgarle toda la minuciosidad", la presentación de las conclusiones a congresos, la publicación del estudio en revistas científicas "del más alto nivel" o incluso se plantea la realización de una tesis doctoral "si tuviéramos los fondos suficientes para ello".

Las declaraciones de Rubiera vienen a contestar a las realizadas por la Alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, en una comisión extraordinaria de Medio Ambiente solicitada por el PSOE, en la que llegó a asegurar, según explicó el concejal socialista César González, "que el convenio que se iba a firmar con el Incar nunca llegó a hacerse, sino que quedó reducido a la realización de un trabajo de fin de grado".

Precisamente por ello, ayer González volvió a pedir "que la Alcaldesa materialice el compromiso que adquirió públicamente y firme el convenio con el Instituto Nacional del Carbón", entendiendo que "los investigadores tienen que poner en valor su trabajo y cobrar por ello".

No obstante, González reiteró que "ni en el proyecto de presupuestos ni en las modificaciones presupuestarias aparecía nada", por lo que, explica, "ni había convenio ni previsión de que lo hubiera". Ahora la institución investigadora vuelve a solicitar que llegue la rúbrica del documento.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats