Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una subasta de esperanza

El Club Rotario de Gijón organiza una cena solidaria para recaudar fondos para un programa de prevención del suicidio juvenil

Homenajeados por los rotarios de Gijón en el acto de ayer.

Homenajeados por los rotarios de Gijón en el acto de ayer. ÁNGEL GONZÁLEZ

El Club Rotario de Gijón subastó ayer esperanza. Al menos, de forma figurada. A la puja salieron más de una docena de obras de arte, pero el beneficio por su compra se destinó a la organización Teléfono de la Esperanza. Más concretamente, a un nuevo programa que está en vías

"Todos los años buscamos ayudar a un proyecto de la ciudad", explica la presidenta del Club Rotario, Virginia García López, quien aseguró: "Nos gustaría que nuestra aportación fuera mucho más". Para esta ocasión se eligió esta nueva propuesta del Teléfono de la Esperanza, un programa "interesante y muy importante". La elección del beneficiario se realiza por votación, y este año la resolución estuvo clara. "Los datos sobre suicidio juvenil en el Principado que nos aportaron fueron demoledores y decidimos intervenir", explica García.

Y para ello, la recaudación de fondos que se llevó a cabo con la subasta de las obras de arte. "Tenemos la suerte de que grandes artistas asturianos nos ceden desinteresadamente sus trabajos", remarcó la presidenta de los rotarios. Este año, como novedad, se incluyó en la puja una gaita, cedida por el maliayés José Ángel Hevia.

No es el único proyecto filantrópico del Club Rotario de Gijón. También organizan un torneo de golf solidario cuyos beneficios se destinan a becar parte de los estudios a una veintena de alumnos del centro de Formación Profesional Revillagigedo, una iniciativa que este año se repetirá.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats