Un nutrido grupo de extrabajadores de la Central Lechera de Gijón (Lagisa) celebró ayer su tradicional encuentro con una comida de confraternización, que se desarrolló en el hotel Begoña Park de Gijón, y que sirvió para recordar los años vinculados a la desaparecida empresa láctea de Porceyo. En la imagen superior, asistentes al encuentro.