Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"No llevaba un cuchillo, era un plástico", se defiende el joven detenido en Fomento

"Los únicos objetos cortantes que había eran los cristales de los vasos y botellas que les tiraron", asegura el abogado de David Yoel R. F.

David Joel R. F., con el brazo extendido, durante la trifulca.

David Joel R. F., con el brazo extendido, durante la trifulca. LNE

"Los únicos objetos cortantes que había allí esa noche son los cristales de los vasos y botellas que les lanzaron a ellos". El representante legal de David Joel R. F. -el joven venezolano de 29 años encarcelado de forma provisional tras provocar supuestamente un altercado y varias lesiones en la calle Linares Rivas hace una semana- niega que su cliente portase un arma blanca como refieren algunos testigos y critica que se decretase una orden de prisión preventiva, comunicada y sin fianza "sólo la existencia de un vídeo y su difusión mediática". "Está en la cárcel por un delito de lesiones con arma blanca según refleja el auto judicial, pero en las actuaciones todavía no hay ningún parte de lesiones", critica el abogado Benito González Fuente.

David Joel R. F., que cuenta con más de 20 detenciones por delitos contra el patrimonio y lesiones según fuentes policiales, protagonizó el pasado fin de semana, el sábado día 16 sobre las 6.15 horas de la mañana, un altercado en la zona de bares de Fomento. En base a lo declarado por los testigos, este joven se encontraba exaltado y comenzó a amenazar a varios de los viandantes, supuestamente esgrimiendo un arma blanca. "No llevaba ningún arma, era un trozo de plástico", argumenta. De hecho, explica, hizo una captura del vídeo, la amplió y la presentó como prueba. "Se ve perfectamente que tiene el brazo extendido para darle dos puñetazos y algo agarrado que sobresale por los dos lados de su mano; si fuese un arma blanca se hubiese cortado él o hubiese herido de gravedad a alguien y no fue así", mantiene Benito González Fuente.

¿Qué ocurrió entonces? A su juicio, David Joel R. F. mantenía una discusión con un joven a las puertas de un bar de la calle Linares Rivas cuando uno de los heridos -el hombre que se golpea en la cabeza contra la farola- intervino. "La acompañante de mi cliente le dice que se vaya, que la historia no va con él", apunta el letrado. No obstante, la discusión entre ambos motivó que el joven venezolano acometiese contra el otro hombre, lo que motivó que este último comenzase a andar para atrás para evitar el ataque y se golpeó contra una farola, quedando semiinconsciente en el suelo. "Esas lesiones las asumimos, pero de ahí a ir amenazando con un cuchillo a todo el mundo es otra historia; mi cliente no salió a la calle como el de Nueva Zelanda a matar a todo el que se le pusiera por el medio", matiza.

Tras ese incidente, interviene otro joven allí presente, un ovetense de 21 años, que trata de mediar. Es este individuo quien sufre heridas superficiales en la clavícula y la sien causadas por el roce del arma blanca, según se conoce a raíz de la investigación. Un extremo que niega tajantemente el procesado. "Los únicos objetos cortantes que había allí esa madrugada son los cristales de los vasos y botellas que le lanzaron a David", incide.

A su juicio, "han convertido a los testigos en policías y forenses dándoles el principio de veracidad" y culpa a la difusión mediática del vídeo del devenir de los acontecimientos. "Que salga en medios de comunicación ni el Tribunal Supremo ni el Constitucional lo tienen como uno de los requisitos para meter a alguien en prisión preventiva, que fue por lo que lo solicitó la Fiscalía", argumenta el letrado.Es más, incide en que "no existe hasta el momento ningún parte médico, de ningún tipo, que acredite unas lesiones; de hecho, uno de los supuestos afectados declaró en comisaría tres días después y todavía no había ido ni al hospital".

Antecedentes

AntecedentesOtro de los temas que critica el letrado es que se esté "haciendo mucha sangre por un tema de hace diez años", en relación a la muerte del joven Christian Díaz Tommasiello, apuñalado en los Jardines de la Reina en 2008. "Él no mató a nadie, se le condenó por omisión del deber de socorro y cumplió la pena; no entiendo por qué le crucifican otra vez", reflexiona.

Por último, Benito González, que se presentó en Comisaría acompañando a David Yoel R. F. para ser detenido, mantiene que la trifulca de la semana pasada "fue una reyerta como cualquier de las doscientas que hay en un mes en esa zona; si no es por el vídeo y la trascendencia mediática él va a comisaría le pasan ante el juez, declara y queda en libertad; ni le ponen como medida el ir a firmar", considera. En cambio, el joven se encuentra en prisión provisional decretada por el juez de guardia, una decisión que deberá ratificar o no la magistrada a quien corresponde la instrucción de estos hechos.

Compartir el artículo

stats