Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ratifican la pena al gijonés que atizó con un garabato a su vecino por segar su finca

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia condenatoria impuesta al vecino de Gijón de 46 años que atizó con un garabato en la cabeza a otro hombre porque le había segado parte del prao de su finca, ubicada en Villaviciosa, en el año 2015.

Este individuo vio cómo su vecino había segado una parte del terreno de su propiedad y fue a recriminarle tal acción. Tras discutir, agarró el garabato y le golpeó violentamente en la cabeza provocando unas lesiones que tardó en curar 180 días y que le dejaron como secuelas dos cicatrices. Finalmente, fue condenado a dos años de cárcel y al pago de 14.700 euros. Una pena avalada ahora por el Supremo.

Compartir el artículo

stats