Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Discrepancias entre dos departamentos del Estado bloquean los arreglos en el Torreón

Costas dice que el edificio es aún de El Musel, y el Puerto, que lleva intentando entregárselo desde que hace 5 años pasó a ser dominio marítimo-terrestre

10

El edificio de la Vigía se cae a pedazos

En el limbo. Esa es la situación en la que se encuentra el Torreón de la Vigía, edificio protegido y con notorios desperfectos en su fachada por falta de mantenimiento. Una orden ministerial decretó hace casi cinco años que el inmueble pasara de los dominios de El Musel a los de la Demarcación de Costas. Desde este departamento del Ministerio para la Transición Ecológica se indicó ayer que el inmueble sigue perteneciendo a la Autoridad Portuaria de Gijón al no haberse formalizado el acta de transmisión. El organismo del Ministerio de Fomento replica que llevan años intentando que Costas reciba el edificio, sin conseguirlo. Nadie se hace cargo. Mientras, el deterioro se acumula y los inquilinos del inmueble -la Corporación de Prácticos y Cruz Roja del Mar- no pagan renta. No porque no quieran, sino porque nadie les pasa ya recibos desde que en 2014 dejó de hacerlo la Autoridad Portuaria.

Construido en 1850 para que los prácticos pudieran avistar los barcos que se acercaban al puerto de Gijón, por entonces el muelle local, el Torreón está incluido en el Catálogo Urbanístico con protección ambiental. Su emplazamiento, entre el Puerto Deportivo y la subida al cerro de Santa Catalina, es una de las zonas más reconocibles de Gijón.

El plan inicial del Puerto era haberlo vendido. Esa era la idea cuando el 10 de septiembre de 2012 su Consejo de Administración declaró la innecesariedad para la actividad portuaria del Torreón, a la par que la de la sede histórica del Puerto y el edificio anexo a la misma, en la calle Claudio Alvargonzález.

La situación dio un giro durante la tramitación de la desafección del dominio público portuario, ante el informe emitido el 18 de abril de 2013 por la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio de Medio Ambiente (ahora denominado para la Transición Ecológica). Aquel informe señalaba que el edificio y las escaleras contiguas (por las que se sube del rompeolas a Cimadevilla) "se consideran necesarios para la protección y defensa del dominio público marítimo-terrestre dependiente de Costas, por lo que procede su incorporación al mismo". El cambio se materializó el 1 de agosto de 2014 mediante una orden del Ministerio de Fomento.

Cinco años después, el cambio de manos aún no se ha formalizado, ya que falta por levantar el acta para "hacer la transmisión efectiva del edificio de la Autoridad Portuaria a Costas", señalan desde Costas, agregando que el edificio aún pertenece al Puerto.

Desde El Musel se aclara que el 19 de septiembre de 2016 y con efectos desde 9 de junio de ese año, la Gerencia Regional del Catrasto acordó inscribir el inmueble a nombre de la Demarcación de Costas del Asturias y "desde entonces la Autoridad Portuaria ha intentado que por la Demarcación de Costas se reciba el edificio, circunstancia que hasta la fecha no ha sido posible por causas ajenas a la Autoridad Portuaria".

Compartir el artículo

stats