Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un proyecto adjudicado en 2016 que sigue sin concretarse

Residencia universitaria: un respiro de tres meses para que se obtenga la financiación

La empresa consigue una ampliación del plazo de inicio de las obras, mientras que Ciudadanos exige la rescisión del contrato tras año y medio sin actividad

Recreación del proyecto de Rya Residencias para Gijón.

Recreación del proyecto de Rya Residencias para Gijón.

El Ayuntamiento de Gijón acaba de conceder a Rya Residencias una ampliación de tres meses en su licencia de obra para la construcción de una residencia de estudiantes en el campus universitario, en la parcela conocida popularmente como de la "Semana negra". Una ampliación solicitada por la empresa para poder solventar problemas de financiación que negocia con entidades bancarias y que llega justo cuando están a punto de cumplirse tres años desde que la Junta de Gobierno de Foro les adjudicase este ansiado proyecto. Entonces, se hablaba de que la residencia estaría operativa en 2018. El nuevo horizonte se coloca ya a finales de 2020.

El Ayuntamiento ha concedido la ampliación de plazo pedida por la empresa "al demostrar interés en llevar a cabo las obras para las que se ha obtenido licencia", pero matizando que la ampliación es sobre el plazo de cobertura de la licencia y no sobre las condiciones de ejecución del proyecto, que es de 36 meses. Todo ello sobre una concesión de 40 años basada en un convenio entre el Ayuntamiento y la Universidad de Oviedo sobre ese suelo.

La propuesta de Rya, publicitada oficialmente de la mano de la alcaldesa Carmen Moriyón en febrero de 2018, es un equipamiento con 226 camas en 154 habitaciones dentro de un complejo con un amplia oferta de espacios hosteleros y deportivos. El presupuesto es de 9 millones .

Antes de toparse con los bancos, la empresa ya se había topado con el proceso de tramitación del Plan General de Ordenación gijonés. Para solventar una incidencia ajena a la promotora el Ayuntamiento asumió una modificación de las condiciones del contrato por la que el plazo a contar empezaba con la concesión de la licencia definitiva y no, como estaba previsto, desde la formalización del contrato. Estos ajustes y el interés empresarial, que ya lleva desembolsado mucho dinero en pagos al Ayuntamiento, mantiene viva la esperanza de Foro de que el proyecto siga adelanto y no fracase como las dos anteriores iniciativas de residencia universitaria local.

No son tan optimistas desde Ciudadanos que hoy mismo llevan a Pleno una propuesta para, por un lado, iniciar la resolución del contrato con Rya y, por otro, impulsar con el apoyo del Principado que la residencia universitaria de Gijón esté en la Universidad Laboral, más en concreto en ese espacio con obras de reforma paralizadas tras venirse abajo el proyecto de hotel de cinco estrellas. "Se les concedió la licencia el 3 de octubre de 2017 así que el próximo 3 de abril se cumplen 18 meses. Si en ese tiempo no han hecho nada porque vamos a confiar en que lo hagan ahora. Esto está en vía muerta", explicaba ayer mismo el edil José Carlos Fernández Sarasola, para quien ni la empresa tiene tiempo para cumplir con su propio calendario ni la ciudad para perderlo en otro fallido proyecto.

Sarasola entiende que con esta decisión Foro da una patada hacia adelante al problema quintándose de encima un posible fracaso del proyecto y dejando la patata caliente a la próxima Corporación.

Compartir el artículo

stats