Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

HORACIO J. MONTES | Capitán de la Marina Mercante, experto en el "Titanic"

"Si el 'Titanic' hubiera chocado de frente con el iceberg no se habría hundido"

"Navegar a toda máquina para batir el récord de travesía del Atlántico no fue buena idea, el barco estaba aún en periodo de pruebas cuando zarpó"

Horacio J. Montes Coto, doctor en Marina Civil capitán de la Marina Mercante y profesor en la Escuela de Marina, es uno de los mejores conocedores de la historia del "Titanic" y de las tragedias marítimas en general. Ayer impartió en el centro la conferencia "RMS Titanic: análisis de la tragedia", en la que desgranó multitud de datos y curiosidades sobre el naufragio más célebre de todos los tiempos. El que estaba a ser llamado como el transatlántico más poderoso del mundo acabó hundido al sur de Canadá tras engullir con él la vida de 1.513 personas tras chocar contra un iceberg.

- ¿Se podía haber evitado el hundimiento del "Titanic"?

-El barco teóricamente podría haberse mantenido a flote si hubiera chocado con el iceberg de frente, aunque navegaba a una velocidad de unos 21 nudos. Habría habido muertos, sobre todo entre la tripulación que tenía los camarotes en la parte de proa, pero el barco no se hubiera hundido con más de un 90 por ciento de probabilidad. Era capaz de aguantar la inundación de cuatro zonas, y se podría haber inundado a lo mejor hasta la tercera, pero si la cuarta no se hubiera hundido, el "Titanic" hubiera sobrevivido.

- ¿Podemos hablar entonces de un error humano?

-Fue un acto reflejo por decirlo de alguna manera. Hay quien dice que el iceberg no fue avistado en primer lugar por el vigía, sino por el primer oficial que iba de guardia, el oficial Murdoch. En realidad lo que vio fueron las luces del barco reflejadas en la superficie del hielo y pensó que era un barco. De tal manera que creyó que tenía un barco por la proa y dio la orden de todo el timón a estribor para evitar el choque, fue una primera respuesta refleja y errónea.

- ¿Hubo más?

-La inversión de marcha tampoco contribuyó precisamente a evitar el impacto, porque en el espacio que tenían, de menos de medio kilómetro hasta el iceberg, hubiera sido imposible que el barco, invirtiendo la marcha, pudiera parar. En las pruebas que hicieron el día que salió el barco de Belfast para dirigirse a Southampton quedó claro que con la máquina a tope el barco necesitaba navegar dos esloras para parar.

- Así que evitar la colisión era casi imposible.

-Era muy difícil, pero desde luego bajo mi punto de vista hubiera sido preferible que metiera marcha atrás para frenar un poco el barco y frenara de esta forma un golpe frontal. Pero probablemente si me hubiera visto en la misma situación hubiera hecho lo mismo.

- ¿Se podía haber hecho algo más después del choque?

-Yo creo que no. No podemos olvidar que la superficie visible de un iceberg es sólo un octavo del total, y el resto permanece sumergido. Ese iceberg debió de tardar aproximadamente tres años en llegar hasta la zona del choque, y en ese tiempo sufrió mucho desgaste: se fue derritiendo, creando una zona afilada que actuó como una cuchilla. El "Titanic" además navegaba por aguas muy frías, de no más de dos grados, con las corrientes que llegaban de la península del Labrador. El barco estaba construido con un acero con un alto contenido en azufre, lo que lo hacía excesivamente rígido y por lo tanto muy frágil. El hielo destrozó los remaches e hizo una brecha que no llegaba ni a un metro y medio cuadrado pero que afectó al menos a cinco compartimentos. El barco aguantaba sólo cuatro compartimentos inundados y los mamparos llegaban hasta la cubierta E, que no era estanca porque había escaleras y conductos por los que se coló el agua. En el momento en que la inundación afectó a cinco compartimentos, el barco estaba condenado a muerte.

- ¿Estaba previsto que navegara tan al norte?

-Al capitán no lo quedó más remedio. Podría ir por ortodrómica, que es un círculo máximo que va más al norte para acortar el recorrido. Pero desde Irlanda, en su última parada en Cobh, la ortodrómica pasa por encima de Terranova, y no podía hacer esa distancia más corta. Tuvo que pasar al sur del banco de Terranova.

- ¿Entonces el capitán Edward John Smith actuó bien en ese sentido?

-Sí, era un capitán experto que llevaba 38 años en la compañía y se iba a retirar al terminar el viaje. Sí es cierto que lo atosigó un poco el director gerente de la White Star Line, Bruce Ismay, porque quería ganar el "gallardete azul", un emblema que le daban al barco que estableciera un récord en recorrer el Atlántico en el menor tiempo posible, hasta entonces en manos de la Cunard Lines. Quería salir en la prensa de Nueva York por batir a su gran rival, que ese mismo año había botado al Lusitania y al Mauritania. Para ello pinchó un poco al capitán para que metiera a toda máquina, ordenando encender todos los hornos y calderas para darle la máxima velocidad. Y ahí sí podemos decir que se pasó un poco.

- ¿Por qué?

-Porque el barco estaba en pruebas, y por lo tanto es como un coche, no hay que meterle caña de nuevo, estaba en periodo de "rodaje".

- ¿Es cierto que el "Titanic" era el mejor de su época?

-El primero de la serie del "Titanic" fue el Olympic, que ya tuvo dos accidentes, al mando precisamente del capitán Smith. En una ocasión colisionó con un crucero de la Royal Navy británica que le hizo un agujero en la zona de camarotes de tercera y tuvo que entrar a reparar en el mismo dique en el que se estaba construyendo el "Titanic". De hecho parte de los materiales del "Titanic" se usaron en el Olympic. Y también perdió una pala de una hélice. Por otra parte tenemos que pensar que la White Star Line la compró Ismay siendo una compañía de barcos de vela. Los capitanes eran expertos en este tipo de embarcaciones, pero quizás no tenían experiencia suficiente en embarcaciones de propulsión mecánica. El timón que llevaba el "Titanic" era muy pequeño, y la inversión de la máquina fue perjudicial, sólo se podía hacer con las hélices exteriores.

- ¿Por qué nos sigue fascinando tanto la historia del "Titanic"?

-Marcó un hito muy importante en la historia. Una vez que se hundió se celebró por primera vez en la historia una reunión de todo el sector en la I Conferencia Internacional sobre la Seguridad de la Vida Humana en la Mar. Fue la precursora del primer convenio de seguridad, aunque los acuerdos a que se llegó tardaron en aplicarse porque al poco tiempo estalló la I Guerra Mundial. Hasta los años 60 no salió el primer convenio oficial, pero fue el precursor de las normativas internacionales.

- ¿Qué futuro les espera a los restos del barco?

-Ahora están expuestos a unas bacterias y con el tiempo pueden llegar a desaparecer, pero tenemos que tener en cuenta que poder visitar los restos no sería positivo. En principio está bien donde está, en el fondo del mar.

Compartir el artículo

stats