Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un joven con seis arrestos por robos a menores vuelve a quedar en libertad

En uno de sus ataques, el detenido esgrimió una navaja contra un chico de 14 años para quitarle el móvil y una cadena que llevaba al cuello

Un vehículo de la Policía Nacional, saliendo del Juzgado.

Un vehículo de la Policía Nacional, saliendo del Juzgado. MARCOS LEÓN

Van cinco robos. Un joven de 19 años, detenido en seis ocasiones en apenas un mes, volvió ayer a quedar en libertad después de pasar a disposición judicial. Está acusado de cinco robos con violencia -un sexto arresto fue por no acudir al juzgado a declarar- cometidos contra menores de edad a los que amenaza y agrede para quitarles su teléfono móvil y la cartera. Además, siempre actúa acompañado de varios de sus compinches para intimidar aún más a sus víctimas.

El joven delincuente, que responde a las iniciales D. F. S. y es vecino de La Calzada, ha logrado convertirse en huésped habitual de los calabozos de la Policía Nacional. Desde el pasado 21 de febrero, cuando se registró la primera denuncia, ya ha sido detenido seis veces, cinco de ellas por robos violentos y otra por tener una reclamación de un Juzgado de Instrucción de Gijón por un delito de lesiones. ¿Cómo actúa? Arropado por varios menores de edad que conforman lo que parece ser una pequeña banda juvenil que realiza pequeños asaltos a otros menores de edad para robarles el móvil y la cartera.

El primer robo tuvo lugar en la calle Pérez de Ayala. Según el denunciante, menor, este joven le amenazó para que le entregase su teléfono móvil mientras su acompañante hacía gestos intimidatorios y le acorralaba para evitar que huyese. Ante la negativa, le agredieron y se lo arrebataron por la fuerza.

Los agentes del Grupo I lograron recuperar el terminal sustraído, que estaba en poder un tercer implicado que era el encargado de venderlo. Los tres responsables, D. F. S. y otros dos menores, fueron detenidos.

La lista de tropelías cometidas por este joven gijonés es muy amplia. El sábado pasado volvió a actuar -nuevamente acompañado para intimidar- contra un chico de 16 años. Le robó la cartera y su víctima se refugió en una pizzería cercana para pedir ayuda a la Policía, pues tenía miedo al que no llevar nada de dinero en ella le volviesen a pegar por no lograr el botín deseado. Cuando llegó la patrulla detuvieron a los delincuentes, que seguían rondando la zona, y recuperaron la cartera del denunciante.

La acción más grave perpetrada por D. F. S. llegó este pasado lunes y en el barrio de El Coto. La única en que actuó solo. Le sacó una navaja a un niño de 14 años en el parque de Zarracina para quitarle el móvil y una cadena dorada que llevaba en el cuello. También entonces fue detenido y enviado a declarar ante el juez de guardia, que pese a los antecedentes decretó su puesta en libertad provisional a la espera de que estos robos violentos se investiguen judicialmente y llegue a juicio. A esos cinco robos se suma una sexta detención por una reclamación judicial por un delito de lesiones.

Compartir el artículo

stats