Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El abuso de los antibióticos causará en 2050 más muertes que el cáncer

El personal sanitario advierte de la necesidad de seguir los tratamientos al pie de la letra para evitar que las bacterias se hagan resistentes

Por la izquierda, Ignacio Fernández, Chabela Martínez, María Cienfuegos-Jovellanos y Marga García.

Por la izquierda, Ignacio Fernández, Chabela Martínez, María Cienfuegos-Jovellanos y Marga García. JUAN PLAZA

El uso correcto de los medicamentos, especialmente de los antibióticos, es una obligación inaplazable para los pacientes, acostumbrados a dejar los tratamientos cuando se sienten mejor, o a automedicarse cuando les sobran sin asistir antes al médico. Por otra parte, los médicos cada vez recetan menos antibióticos, conscientes de uno de los principales problemas de salud pública detectados por la Organización Mundial de la Salud: la resistencia a los medicamentos contra las bacterias. Si se sigue abusando del uso de antibióticos en 2050 se producirán por esta causa más muertes que por cáncer: unos 10 millones de personas.

De todo ello hablaron ayer en el Club LA NUEVA ESPAÑA de Gijón Chabela Martínez, gerontóloga y educadora social; María Cienfuegos-Jovellanos, médico; Marga García, enfermera, e Ignacio Fernández, biólogo. Entre todos recordaron cómo el mal uso de la medicación es "un problema de la sociedad en general, y no sólo de los mayores". Y ello genera dos grandes problemas de salud pública: por un lado la adherencia a los tratamientos, tomar las dosis de acuerdo a la dosis prescrita y lo largo del tiempo indicado. "En los países desarrollados sólo el 50 por ciento de los pacientes crónicos sigue el tratamiento, y hay patologías en las que aún aumenta más la estadística", señaló Chabela Martínez, quien añadió además la importancia de llevar una dieta sana, hacer ejercicio, acudir a las revisiones médicas y saber qué medicamentos se toman y por qué", dada la importancia de "empoderar a los pacientes, involucrarlos en sus propias enfermedades".

La resistencia a los antibióticos es "un grave problema", coincidieron los expertos, habida cuenta de que "se utilizan muy al a ligera, y la resistencia ha pasado de ser una amenaza a ser una realidad". Martínez recordó además que la dificultad de las farmacéuticas para investigar por la gran cantidad de inversión que se necesita lastra el descubrimiento de nuevos medicamentos. "En los últimos 30 años se descubrieron apenas tres nuevos antibióticos, y el uso repetido de medicamentos hace que las bacterias se hagan resistentes", advirtieron, antes de lanzar algunas recomendaciones: "respetar los horarios de tomas, terminar el tratamiento, seguir las instrucciones del farmacéutico, no conservar la medicación que nos sobra, no automedicarnos y no hacer de médico para nuestros allegados".

Compartir el artículo

stats