Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gijón se sube a la ola de la economía azul para exprimir el potencial de los océanos

Las residencias empresariales y los planes de asesoramiento y financiación locales ya incluyen empresas alineadas con los objetivos de Bruselas

Asistentes a la presentación del proyecto "Distrito azul". En primer término, a la izquierda, Rubén González Hidalgo, gerente de Gijón Impulsa.

Asistentes a la presentación del proyecto "Distrito azul". En primer término, a la izquierda, Rubén González Hidalgo, gerente de Gijón Impulsa. ÁNGEL GONZÁLEZ

El Crecimiento Azul se ha convertido en una prioridad para la Comisión Europea y con objeto de desarrollar una estrategia ha previsto unos planes de inversión por más de 280.000 millones de euros que sirvan de catalizadores en todas las áreas de interés. Y Gijón no se quiere bajar de esa ola. El recién presentado "Distrito azul", proyecto de recuperación costera y generación de un espacio tecnológico en El Natahoyo, es el ejemplo más claro de la apuesta estratégica por la economía azul en la que lleva trabajando Gijón desde hace un tiempo. Una economía que pone en valor la relación de la ciudad con el mar y su capacidad de acoger industrias limpias y alternativas.

El abanico de opciones es amplio: energías renovables marinas, acuicultura, sector agroalimentario del mar, biotecnología marina, explotación de los fondos marinos, turismo de cruceros, deportes marinos, nuevos materiales...

La economía azul es una de las líneas estratégicas de trabajo que quedaron fijadas en 2016 en el pacto de concertación social "Gijón crece" entre el Ayuntamiento, la patronal representada por la Federación Asturiana de Empresarios y los sindicatos UGT y Comisiones Obreras. El pacto de concertación fija el programa "Gijón azul" como subeje del epígrafe dedicado a sectores de especialización y lo dotaba de un presupuesto de 135.000 euros para impulsarlo desde el Ayuntamiento, y más en concreto desde el Centro Municipal de Empresas (Gijón Impulsa).

El siguiente subeje era el "Gijón verde" para el desarrollo de actividad económica en las áreas de salud, alimentación y deportes.

A la hora de impulsar la economía azul el pacto de concertación marcaba como prioridades desarrollar una hoja de ruta de trabajo, crear una asociación que reúna a todos los agentes claves del sector, desarrollar estudios de evaluación de potencialidad y viabilidad de diferentes alternativas y generar espacios de interpelación nentre empresas, emprendedores, centros de investigación y entidades formativas.

Los proyectos relacionados con la economía azul están presenten en Gijón tanto en las residencias empresariales, en los programas de asesoramiento o en las diferentes líneas de financiación local, los tres tipos de servicios a disposición del tejido empresarial desde Gijón Impulsa.

Las empresas con las que se ha logrado colaborar desde el ámbito municipal tanto a nivel emprendimiento como de innovación en el ámbito de la economía azul contemplan un amplio abanico de oportunidades: desde el aprovechamiento del negocio de las algas al desarrollo de neveras hidripónicas para barcos -que permiten colocar una semilla de aquello que queramos obtener en el interior de una máquina y monitorizar su crecimiento a través de una aplicación- o drones para el control de las aguas o vertidos cercanos a costa, entre otros proyectos. Y, a escala industrial, la ingeniería Idesa aporta a la economía azul diferentes iniciativas vinculadas a la energía eólica offshore.

Quinta la Vega

En el marco del recién presentado "Distrito azul", la última memoria de gestión de Gijón impulsa da cuenta de lo realizado en favor de este tipo de economía desde el ámbito municipal en 2018. Un trabajo que, más allá de ayudas concretas a a empresas del ámbito, se deja ver en la selección de empresas a ubicar en el nuevo espacio económico en que se ha convertido el antiguo edificio portuario de Quinta La Vega, en Jove. Para los responsables municipales la zona situada en la fachada marítima entre Poniente y El Arbeyal tiene "un potencial de desarrollo importantísimo" en el sector de la economía azul.

Otro elemento a tener en cuenta es el programa "escala empleo" realizado en colaboración con la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Gijón y con especial incidencia en la apuesta de Gijón por el turismo de cruceros. Cien participantes se sumaron en las cuatro ediciones del año. A todos se les ofreció el apoyo de un consultor para elaborar un plan de empresa de su negocio. El resultado de esa iniciativa fue la creación de ocho empresas y la generación de 36 empleos.

Compartir el artículo

stats