Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Virginia García López | Presidenta del Rotary Club de Gijón

"Creo que se puede cambiar el mundo y hacer algo por los demás"

"Todos los socios del Rotary trabajan muchísimo, pero ahora necesitamos gente joven con ganas de colaborar en los proyectos"

Virginia García, en el paseo de Begoña.

Virginia García, en el paseo de Begoña. LUISMA MURIAS

Es una mujer de hoy, afable y buena conversadora.

- Defínase, por favor.

-Nací en Gijón (1968), somos tres hermanos. Soy una persona muy trabajadora y muy familiar, y con la enorme suerte de tener muchos amigos. Tengo recién cumplidos los cincuenta años y estoy soltera. Los cincuenta son los nuevos treinta, eso dice la gente.

- ¿No tiene pareja?

-No. En el mundo en que vivimos cada vez hay muchas mujeres, y hombres, que están solteros. Es una opción.

- Dígame su formación.

-Hice el Bachiller en el colegio de las Madres Ursulinas, estuve desde primero de EGB hasta COU. Posteriormente hice la carrera de Ciencias Económicas, en la Universidad de Oviedo, especializándome en Economía General.

- ¿En qué trabaja?

-Soy la directora del Deutsche Bank, el banco alemán que está en la calle Corrida.

- ¿Desde cuándo es socia del Rotary Club?

-Yo creo que desde el 2011 o 2012.

- ¿Le gusta ser presidenta o es mucha responsabilidad?

-Me gusta ser presidenta porque todos los socios trabajan muchísimo y te ayudan en todas las gestiones, pero, bueno, es una responsabilidad, y al final es mucha carga de trabajo, pero estoy encantada.

- ¿A quién va a dedicar el dinero de última cena solidaria?

-Al Teléfono de la Esperanza, para un proyecto que tienen para poder paliar el suicidio juvenil. Es un problema bastante importante ahora mismo en Asturias. Tienen un programa muy bonito y muy interesante que van a desarrollar.

- ¿Se suicidan muchos niños en Asturias?

-Entre los 15 y los 29 años, parece ser que es una de las causas de mortalidad. El programa consiste en una página web que sirva como fuente de consulta para jóvenes y adolescente si tienen problemas. Las redes sociales están de moda y muchos están enganchado. A ver si funciona con eso para que cuenten sus dificultades.

- ¿Cuántos socios cuenta el Rotary gijonés?

-Veintiséis. No está nada mal. Hay gente que se va porque es mayor, pero necesitamos gente joven, con ganas de trabajar y con ganas de hacer cosas. Con el trabajo que ahora exige tanto, hay que gente que no puede.

- ¿Tiene color político el Rotary?

-No, jamás. Está prohibido hablar de política y de religión. Del Sporting no lo podemos evitar. Nos reunimos una vez a la semana, los lunes, en el parador del Molino Viejo.

- ¿Quién es el enemigo del Rotary?

-No tiene.

- Cuénteme sus aficiones.

-La primera es la lectura. Y me encanta el cine. Son dos mis aficiones más importantes, pero últimamente no tengo tiempo, llego tan cansada a casa después de estar delante del ordenador que no me apetece leer. Tengo una cantidad de libros sin leer. Rosa Montero es pariente mía y además es mi madrina, y su último libro no lo he leído. En el mes de vacaciones me desquito. El cine me gusta mucho, soy una gran aficionada.

- ¿Quién su maestro en la vida?

-Mis padres. Mi padre murió cuando yo tenía catorce años; tenía cáncer. Era capitán de la Marina Mercante, era una persona que hablaba idiomas, había viajado por el mundo y era un gran relaciones públicas, una persona seria, muy formal y súpertrabajadora.Tenía cincuenta y siete años cuando falleció. Mi madre se quedó viuda a la edad que tengo yo ahora. Ella luchó por sacarnos adelante a los tres hijos, y darnos la educación que ellos querían para nosotros.

- ¿Es usted presumida? Valore sobre diez.

-Siete. Me gusta arreglarme.

- ¿A quién expulsaría del campo de juego de esta sociedad?

-A nadie. Yo creo que no se puede expulsar a nadie.

- Hay elecciones, ¿qué va a votar?

- No voy a votar. Estoy tan desencantada de los políticos que no pienso votar. Los últimos años han sido terribles. No sé qué les pasa a los políticos que cuando llegan al poder, se corrompen. La verdad es que si no voto, no puedo protestar. Esta vez va a votar mucha gente por descarte y no por convencimiento y eso no es bueno.

- ¿A qué teme?

-Temo a que le pase algo a alguien de mi familia, temo a la soledad, temo a no estar a la altura de mi trabajo...

- ¿Y qué cree?

-Creo en la familia, creo en la amistad, creo que hay gente muy buena. Y creo que se puede cambiar el mundo y se pude hacer algo por los demás, por eso estoy en el Rotary. Y creo en Dios, porque soy creyente.

- ¿Qué proyectos contempla respecto al Rotary?

-Tenemos dos campeonatos de golf, que vamos a celebrar en el club de Castiello, uno de senior y otro infantil, en mayo.Y estamos rehabilitando la capilla de San Esteban del Mar, en el Natahoyo. Tenemos un premio que se llama "Protagonistas del mañana" y se galardona a un estudiante con excelente expediente y dotes de liderazgo y solidaridad.

Compartir el artículo

stats