Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Plataforma del plan de vías lleva su voz al Pleno para exigir el "¡Pedro, firma ya!"

El movimiento vecinal intensifica su movilización

A día de hoy pocas son las opciones de que la Corporación aproveche la sesión plenaria extraordinaria del lunes para convertirse en Pleno permanente hasta la firma del convenio del plan de vías -una idea que puso sobre la mesa en la última asamblea de la Plataforma el edil forista Esteban Aparicio, secundó el portavoz de Xixón Sí Puede, Mario del Fueyo y no encontró grandes apoyos entre otros portavoces municipales, además de sumar las dudas del secretario municipal- pero ello no supondrá que el Pleno se quede al margen de la campaña "¡Pedro, firma ya!".

Adrián Arias, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos y portavoz de la Plataforma en defensa del plan de vías, tendrá un turno de palabra ante los munícipes para hacer efectiva en este ámbito político la exigencia de la urgente firma en el Consejo de Ministros del convenio que avala la inversión de 814 millones en el proyecto ferroviario por el que lucha Gijón desde hace casi dos décadas. No estará sólo. La idea es volver a mostrar una imagen de unidad en la reivindicación e ir calentando motores para la, si no firma antes, movilización en la calle del próximo día 10.

La actual campaña se puso en marcha tras el silencio de Pedro Sánchez en su mitin gijonés del 13 de marzo. A los vecinos no les sirvieron las garantías de cumplimiento de ese compromiso que dieron representantes socialistas de la política local y autonómica.

Hoy la campaña de movilización se traslada al rastro en una recogida de firmas que se prolongará entre las once de la mañana y las dos de la tarde. La Plataforma en defensa del plan de vías asegura que "la idea es recordarle al gobierno central y regional la necesidad de firmar el convenio. Una firma urgente, como demanda un amplio consenso social en la ciudad sobre este tema".

Pero mientras la reivindicación vecinal mira a la capital de España y coloca en la diana al propio presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, fuentes cercanas al proceso de tramitación de esta última fase del convenio aseguran que ahora mismo el tapón no está tanto en Madrid y en el Ministerio de Fomento como en Oviedo, y en concreto en las exigencias de documentación y garantías de viabilidad del proyecto que se plantean desde la consejería de Hacienda y Sector Público que lidera Dolores Carcedo. Exigencias de una concreción en los datos que, se entiende desde otros ámbitos, no resulta posible dar en este momento del diseño de la operación.

El Principado tiene, al igual que el Ayuntamiento, un 25% de la sociedad Gijón al Norte. Fomento tiene el 50% y por tanto el liderazgo del proyecto y el mayor compromiso financiero. Dentro y fuera de ese porcentaje Fomento es el que más paga. De esos 814 millones del nuevo global del proyecto ferroviario, el Ministerio asume directamente 313 millones de todas las operaciones del metrotrén, y140 millones de la estación de cercanías; luego está el porcentaje que le corresponde de los 360 millones que debe asumir la sociedad. Menos si parte de ese dinero se consigue sacar de la venta del suelo.

Ahora la exigencia vecinal es que el compromiso quede rubricado antes de que se vaya el actual gobierno. Y que no se repita el frenazo y la desilusión de otro consenso paralizado, como con el anterior gobierno del PP.

Compartir el artículo

stats