24 de mayo de 2019
24.05.2019

Fallece a los 60 años la magistrada Charo Fernández Hevia, la jueza "roja"

Tras 32 años de carrera judicial, 23 de ellos en Gijón, llegó en 2015 a la Audiencia de Valencia, donde se jubiló por motivos de salud el pasado abril

24.05.2019 | 02:59

La magistrada asturiana Rosario Fernández Hevia falleció ayer a los 60 años, víctima de una larga enfermedad, en Valencia, su último destino en la carrera judicial al que llegó en 2015 tras pasar 23 años de su vida impartiendo justicia en Gijón, al frente del Juzgado de lo penal número 2. Charo Hevia, como la conocían sus más allegados, fue una jueza que, con sus virtudes y sus errores, dejó huella en Asturias, desde sus posturas feministas hasta la sentencia del caso Camocha que luego fue anulada porque sus interrogatorios fueron "excesivos e inquisitoriales". Muchos se referían a ella como "la jueza roja".

Charo Hevia (Mieres, 1959) fue gijonesa desde los diez años. Estudió en el Instituto Calderón de la Barca y se licenció en Derecho en la Universidad de Oviedo, aunque lo que le gustaba era la Física y la Química y la Historia Contemporánea. ¿Qué le hizo cambiar de opinión? En 1977, cuando cursaba sexto de bachillerato, se produjo el asesinato de los abogados laboralistas de Atocha. "Decidí estudiar Derecho", confesó la magistrada durante una entrevista a LA NUEVA ESPAÑA. Una vez licenciada tuvo muy claro que haría oposiciones para ser juez, algo que logró con 26 años.

Antes de recalar en su ciudad de adopción, ejerció en juzgados de Ponferrada, Langreo y Madrid, hasta que solicitó el traslado a Gijón. Fue delegada en Asturias de Jueces para la Democracia y a finales de 1999 se convirtió en jueza decana de los Juzgados de Gijón. No obstante, sus críticas en un acto público a la desidia de los tribunales y, especialmente, a la Fiscalía en la recogida de pruebas y la persecución de los malos tratos le generó la enemistad de muchos compañeros. De hecho, llegó a ser reprobada por sus propios colegas, dejando de ser decana en 2001. "Fue una persona de polémicas, pero era una mujer íntegra", apuntó ayer, sorprendido por su muerte, el actual decano de los jueces gijoneses, Luis Roda. El cese de Fernández Hevia generó una oleada de apoyos de colectivos vecinales y feministas.

En su dilatada trayectoria profesional innovó a través de sus sentencias. Fue de las primeras en retirar la patria potestad por impagos de pensión y otorgó la indemnización más alta concedida en Asturias por las secuelas sufridas por un bebé en un accidente de tráfico en 1987. También instó al Gobierno, en 1995, la despenalización de la insumisión.

Charo Hevia fue pionera en permitir a los testigos que declarasen sentados, era el año 2000, al entender que eso favorecía testimonios más espontáneos. Luego, tras varios reveses profesionales dejó Asturias y entró a formar parte de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia en 2015. El pasado 4 de abril de este año se le concedió la jubilación por incapacidad permanente para el ejercicio de sus funciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído