31 de mayo de 2019
31.05.2019

Hasta el infinito y más allá

Cerca de 600 alumnos de las cinco escuelas infantiles de Gijón completan una yincana espacial como colofón del proyecto educativo de este curso

31.05.2019 | 03:10

Alegría y diversión de Mercurio a Neptuno. Y más allá. Alrededor de 600 niños y niñas de las cinco escuelas de infantil de Gijón -todos ellos de entre tres y seis años- participaron ayer en una gran yincana espacial en el Palacio de los Deportes gracias a la colaboración y asesoramiento de la Agencia Especial Europea, con su proyecto "Esero". Esta iniciativa, impulsada por "Mandilones de colores" -el grupo de trabajo común a las escuelas infantiles públicas Alejandro Casona, Gloria Fuertes, Las Mestas, Miguel Hernández y José Zorrilla-, busca impartir los conocimientos propios de estas edades como la identidad y autonomía, el conocimiento del medio y el lenguaje, a través de una temática que les pueda reportar esos beneficios.

La de ayer fue la séptima edición en la que "Mandilones de colores" desarrolla un proyecto en común para los cinco centros. Comenzaron por el circo, pasaron por unos Juegos Olímpicos y hasta por el agua y la robótica antes de iniciar su viaje galáctico. Durante todo el curso trabajaron en el aula temas relacionados con el mundo espacial, pero siempre enfocado a "trabajar los contenidos de infantil como son la autonomía del alumno, el entorno (conocimiento del medio) y el lenguaje", explicó Yolanda Camello Sánchez, coordinadora del grupo "Mandilones de colores".

La amistosa competición estuvo dividida por equipos. Cada escuela de infantil -participaron los centros Alejandro Casona (vestidos de azul), Gloria Fuertes (rojo), Las Mestas (amarillo), Miguel Hernández (verde) y José Zorrilla (naranja)- lucía un peto de color para realizar las pruebas con las que lograr el carné de astronauta. La primera de ellas puso a prueba la capacidad física de los aspirantes a navegante espacial. En la pista central del Palacio de Deportes se dispuso una serie de pruebas físicas adaptadas, lógicamente, a las edades de los participantes. Dieron saltos en aros tirados en el suelo, siguieron realizando zigzag entre varios conos dispuestos en fila para terminar reptando hasta llegar al cohete de meta en el que debía introducir el cono que llevaban con habilidad y equilibrio en la cabeza.

El segundo reto al que debía enfrentarse, y que desató la algarabía, llevaba por título "zona de expansión del universo". Los niños debía agitar unas telas de colores sobre las que iban botando varios globos, que simulaban ser los planetas del sistema solar. El objetivo era que diesen vueltas por el aire, pero dentro de la tela.

La tercera prueba fue de habilidad, un reto con cierto parecido al baloncesto. Los monitos colocaron varias cajas negras repartidas por la pista. En ellas tenían que encestar los jóvenes estudiantes unas cariocas, que se asemejan a un cometa. El colofón llegó con el cuerto reto, "En busca de exoplanetas", que sirvió para hacer volar varios cohetes.

Toda la jornada, que se prolongó hasta el mediodía, estuvo acompasada por ritmos musicales de lo más variados, desde el "Baby Elephant Walk" hasta los Gipsy Kings y su mítico "Volaré". Al final de la cita todos los participantes lograron su ansiado carné de astronautas. Quién sabe si alguno verá su escuela infantil desde el espacio el día de mañana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído