01 de junio de 2019
01.06.2019

Dos años de cárcel por abusar de una menor, a la que conoció por Instagram

El tribunal, que impone al acusado un lustro de libertad vigilada, avala el relato de la víctima, de 15 años, y le obliga a pagar 2.000 euros por los daños morales

01.06.2019 | 01:15
Dos años de cárcel por abusar de una menor, a la que conoció por Instagram

El joven de 26 años acusado de un delito de abuso sexual cometido contra una menor, de 15 años, a la que había conocido por la red social Instagram ha sido finalmente condenado a dos años de cárcel, a otros cinco años de alejamiento de su víctima (a 300 metros) y a un lustro de libertad vigilada por la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón. El tribunal, además, le impone el pago de 2.000 euros a la joven afectada en concepto de responsabilidad civil por los daños morales ocasionados.

El ahora condenado, que carece de antecedentes penales, conoció a su víctima a través de Instagram después de comentar una foto que había publicado la joven celebrando su decimoquinto cumpleaños. Tras ese primer contacto, ambos decidieron conocerse en persona y para ello quedaron en un telecentro de Carreño entre la 1 y la 1.30 horas del día 5 de mayo de 2018.

La joven accedió voluntariamente a subirse al coche del ahora condenado. En lugar de llevarla a su casa "como tenían hablado" -así lo recoge la declaración de hechos probados de la sentencia- condujo su vehículo hasta la localidad de Ambás. A dos kilómetros del domicilio de la menor. El joven estacionó su coche en el aparcamiento del polideportivo, que a esas horas estaba vacío y sin gente. Allí estuvieron hablando hasta que el condenado, "con ánimo de satisfacer su deseo sexual", le pidió a la menor "que le hiciese un masaje en la ingle, bajándose parte del pantalón y facilitando a la menor una crema que tenía en la guantera del coche". La joven accedió a ello.

Borrado de mensajes

Poco después, el procesado le pidió que le realizara una felación, algo a lo que se negó la denunciante. Tras esa respuesta, el joven le pidió entonces que "al menos le masturbara". Le cogió la mano a la menor y se la acercó a su miembro viril hasta en dos o tres ocasiones, pues la joven trataba de apartarse. Finalmente, "inquietada por la situación en que se encontraba", accedió a masturbarle.

Tras ese contacto le pidió al joven que la llevase a casa. Una vez allí, al despedirse, el ahora condenado le pidió a la menor que "borrara todos los mensajes que se habían cruzado". Una vez concluido su encuentro, poco después, el padre de la joven trató de contactar por teléfono con el chico, pero en ningún momento respondió a las llamadas. Es más, bloqueó a la menor en Instagram.

En la vista oral, que se celebró a puerta cerrada el pasado 8 de mayo, el ministerio fiscal y la acusación particular solicitaron una pena de tres años y medio de cárcel por un delito de abuso sexual cometido contra una menor de 16 años. El tribunal, conforme a las pruebas practicadas, ha optado por una sentencia condenatoria al considerar que el testimonio de la menor resultó "firme, coherente y creíble" a lo largo de todo el procedimiento. También en el juicio. No así el relato del denunciante, que era "consciente" de la edad de la menor desde que la felicitó por Instagram en una foto donde venía claro que cumplía 15 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído