02 de junio de 2019
02.06.2019

Aumentan las madres que van a grupos de apoyo por tener hijos adictos a la bebida

Miembros de Alcohólicos Anónimos celebran los - 53 años de actividad del grupo e invitan a perder la vergüenza de reconocer la adicción y buscar ayuda

02.06.2019 | 00:51
Aumentan las madres que van a grupos de apoyo por tener hijos adictos a la bebida

"Cuando por fin di el paso y fui a una reunión vi muchas caras conocidas. La primera, la de mi compañero de borracheras". Así animó Jaime, miembro de Alcohólicos Anónimos en Gijón, a que los congregados ayer en el Antiguo Instituto convenciesen a sus familiares y conocidos con posible adicción a la bebida a perder la vergüenza y buscar ayuda. El colectivo, que cuenta con cinco grupos en la ciudad (y otro en Villaviciosa, integrado en la misma área territorial), se reunió ayer para celebrar sus 53 años de vida en la ciudad y contó con ponencias de antiguos alcohólicos y de miembros de la agrupación de familiares de afectados, Al-Anon, que destacaron que en los últimos años la alta participación de esposas de estos enfermos empieza a ser sustituida por las madres, ya que al adelantarse el inicio en el consumo de alcohol la patología puede presentarse ya en la treintena.

Al-Anon lo fundaron las mujeres de los afectados, en Estados Unidos, en 1951. Acompañaban a sus maridos a las reuniones pero no podían hablar, así que charlaban en la puerta. "Pronto se dieron cuenta de que los familiares también estamos enfermos", explica Maite (su identidad completa también se ocultará), una de las integrantes del grupo en Gijón, que lleva ya casi 45 años en la ciudad. Se divide en cinco grupos (con seis u ocho participantes por sesión) .Uno de ellos, el "grupo Asturias", se dedica casi en exclusiva a los hijos de afectados. "Los que hemos nacido con el alcohol desde pequeños solemos tener más problemas; piensas que tus padres no te quieren y no entiendes el ambiente en el que estás creciendo", explica.

Si de momento el alcoholismo afecta más a los hombres (al menos de forma visible, porque la asociación ya alertó en ocasiones anteriores del consumo de alcohol de mujeres en su ámbito privado), en los grupos de familiares la presencia es mayoritariamente femenina. Las esposas de enfermos, sin embargo, están empezando a cederle el puesto a las madres. "Vienen muchas que tienen hijos de entre 30 y 50 años que ya tienen problemas serios", concreta Maite, que supone que este cambio se debe al inicio del consumo masivo de alcohol hace un par de décadas durante los fines de semana y en grupos de gente muy joven. Otra diferencia con Alcohólicos Anónimos, explica, es la frecuencia con la que los familiares acuden a los grupos de apoyo. La explicación vuelve a presentar un sesgo de género. "Nosotras somos las primeras en pedir ayuda, pero luego también anteponemos las tareas de casa y nuestros hijos a nuestra propia recuperación", lamenta la gijonesa.

Fue el caso de Jaime, que recordó ayer haber empezado a "coquetear" con la bebida a los 13 años. A los 16 su padre falleció y se convirtió en el "hombre de la familia". "Me empecé a relacionar con gente mayor que yo y beber ya desde por la mañana era lo normal para todos", lamentó. No tomó medidas hasta que el alcohol le costó su matrimonio. Desde ese día, eso sí, no ha vuelto a probarlo. "Hoy ya sé que no tengo motivo ninguno para beber; no sé que tiene Alcohólicos Anónimos, pero funciona", afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído