06 de junio de 2019
06.06.2019

Denuncian un "insoportable olor" en el edificio administrativo de Poniente

Las deficiencias del inmueble, que solo hace tres meses que se abrió, provocan migrañas y náuseas a los trabajadores

06.06.2019 | 02:44
El edificio administrativo de Poniente.

A principios de marzo llegaron los primeros trabajadores al antiguo edificio judicial de Poniente reconvertido en un polivalente edificio administrativo tras una millonaria reforma -alrededor de 3,5 millones de euros- sufragada por el Principado de Asturias. No tardaron en llegar las quejas por problemas en el inmueble que afectaban al día a día de los trabajadores. Tres meses después los problemas continúan, las quejas se reiteran tanto a nivel personal como sindical, la situación ha llegado a provocar problemas médicos y alguna baja y pese a que se habla de intervenciones previstas los trabajadores siguen sin ver las soluciones.

Aunque los problemas van por plantas, una de las quejas compartidas tiene que ver con un "olor a alcantarilla, que llega a ser nauseabundo e insoportable", explican los afectados. El olor es molesto para todos -en el edificio trabajan alrededor de 150 personas- pero quienes tienen una mayor sensibilidad acaban sufriendo nauseas y dolores de cabeza. Uno de los casos más específicos tuvo como protagonista a una empleada embarazada. Los trabajadores han hecho llegar escritos denunciando esta situación a sus superiores, a los sindicatos y a los responsables de prevención de riesgos laborables. Piden que alguien haga algo.

"Uno de los problemas es que en ese edificio hay departamentos de varias consejerías y administraciones y no hay un responsable o coordinador del edificio al que poder dirigirse", explica Mariela de Ávila de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) tras una visita al edificio de la calle Mariano Pola con otros compañeros del sindicato.

Otro de los inconvenientes que se denuncian tiene que ver con la imposibilidad de regular el aire acondicionado, lo que genera corrientes, y hay quien se queja también de los espacios acristalados de trabajo que generan una sensación de "pecera" e "invernadero" en el personal. Entre uno y otro, la realidad es un amplio catálogo médico de rinitis, picor de ojos y garganta, migrañas, embotamiento y algún problema de ansiedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído