08 de junio de 2019
08.06.2019

La pareja que abusó sexualmente de sus sobrinos, condenada a cinco años

El tribunal les impone también un lustro de libertad vigilada, nueve años de alejamiento y 10.000 euros por los daños a cada menor

08.06.2019 | 01:47
La pareja condenada, saliendo del Juzgado tras la vista.

La pareja acusada de abusar sexualmente de forma continuada de sus sobrinos -una niña de 9 años y su hermano, de cuatro- han sido finalmente condenados cada uno de ellos a cinco años de cárcel, nueve de alejamiento de los menores (no podrán aproximarse a ellos a menos de 500 metros), un lustro de libertad vigilada y al pago de 10.000 euros de indemnización para cada uno de los menores por los daños causados por sus acciones.

El tribunal de la Sección Octava da plena credibilidad a su relato. Sufrieron abusos sexuales de forma continuada desde 2015 hasta que en septiembre de 2017 la niña contó lo que ocurría. "Sus declaraciones son coherentes, no incurren en contradicciones y mereció la plena credibilidad del tribunal", dice la sentencia. Un testimonio "sin ambigüedades y periféricamente corroborado por otros medios de prueba", añade la sentencia.

¿Qué ocurría? En base a la declaración de hechos probados, los dos condenados se quedaban al cargo de sus sobrinos los miércoles. M. A. D. N., de 32 años, se quedaba a solas con la menor, a la que decía "vamos a jugar a un juego de mayores, pero no puedes decir nada; es un secreto entre tú y yo" mientras le realizaba tocamientos a la niña y a sí mismo. S. F. C., de 24 años y tía biológica, se acostaba desnuda a dormir la siesta con el niño, al que daba besos en la boca y le instaba a que le tocase sus partes íntimas. Algo a lo que accedía el niño, de cuatro años, sin ser consciente de lo que pasaba.

Ambos procesados negaron los hechos. Trataron de decir que todo respondía a una venganza familiar por haber abandonado el negocio hostelero que llevaban a medias con los padres de los niños. Incluso trataron de desviar la atención sobre el abuelo paterno de los niños. También negó haberse quedado a solar con la menor. A nada de eso dio credibilidad el tribunal.

Estos episodios provocaron en los niños importantes secuelas. En el caso de ella, ha desarrollado aversión al contacto con adultos varones y conductas que evitan estímulos vinculados con los actos abusivos. También comportamientos regresivos como micción involuntaria o incontinencia fecal. Su hermano presenta una conducta sexualizada. La acusación particular estuvo ejercida por Alejandro Fernández, de Bango Abogados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído