14 de junio de 2019
14.06.2019

La campaña del bonito se inicia con 2.500 kilos más de capturas, a precio más bajo

"Nos hacía falta, había bastante demanda", aseguran los primeros compradores, que valoran la calidad del pescado, aunque "un pelín corto"

14.06.2019 | 02:51
La campaña del bonito se inicia con 2.500 kilos más de capturas, a precio más bajo

La temporada del bonito se abrió ayer en la lonja de Gijón con casi 2.500 kilogramos de túnido más que en la primera subasta del pasado año. Una diferencia considerable de kilogramos, hasta rozar las ocho toneladas (7.908 kilos de bonito y 42 de bonita), que hizo que el precio del primer bonito del año bajase sensiblemente. El pico se marcó, como es habitual, en los pescados más grandes, que alcanzaron los 12,01 euros por kilogramo. El precio más bajo se pagó en los llamados "monos", los ejemplares más pequeños, que llegaron a un mínimo de 4,50 euros por kilogramo.

La de ayer fue una subasta que dejó contentos a todos. Hubo bastante pescado y de buena calidad. El mayor pero, en el tamaño, ya que los ejemplares que ayer se rularon fueron bastante pequeños, con solo nueve tinas de bonitos grandes, los más preciados.

Con ellas se hicieron, al alimón, José Artime y Celso Sánchez, de las pescaderías Jesús de Luanco y Kiku de Tazones, respectivamente. El precio se fijo en 12,01 euros. El primero en apretar el botón, llevándose tres cajones de bonito, fue Sánchez. "Llevamos los primeros que se venden en Gijón y la cabecera, los que menos días tienen", valoró el pescadero de Tazones. "Nos hacía falta, teníamos bastante demanda", explicó Sánchez. Sobre todo, de hosteleros maliayos y gijoneses. "Es fruta nueva, la gente se mete ya a por el bonito", analizó el pescadero, que aseguró que "es un pescado bastante bueno, pero un pelín corto". No obstante, enfatizó, "había poco pescado grande y por eso nos decidimos a marcar precios altos". Al vender las piezas por entero directamente a hostelería estima la ganancia en apenas unos euros por kilo.

"Es un poco caro, pero la gente es lo que pide", explicó Artime, que se mostró contento con el lote que se llevó, compuesto por seis tinas. "Es un buen bonito, de pocos días. Está duro y tiene buena presencia; siendo los primeros de la costera, está bien de calidad y precio", resumió. Artime, como muchos otros, fue ayer a la rula con pedidos ya de restaurantes y público particular. "Es a lo primero que se tiran", explicó, "aunque su mejor momento es en agosto, que es cuando más grasa tienen". Estima que podrá vender el túnido al público casi al doble de lo que lo compró y, aún así, "lo agotaremos en dos o tres días".

Uno de los lotes más grandes, aunque de bonito mediano, se lo llevó la cadena de alimentación El Arco. "Es motivo de satisfacción participar en la primera puja en la rula de Gijón, donde solemos comprar", dictaminó su responsable de compras del área de pescadería, Jesús García, que compró diez cajones a un precio de 8,09 euros el kilo. Unas piezas que los clientes podrán tener ya hoy sobre los mostradores "para que puedan empezar a consumirlo ya de forma constante, que estamos de lleno en la campaña y ya lo están pidiendo".

García hizo además un llamamiento, pidiendo alargar lo máximo posible la campaña de la pesca costera del bonito, "hasta el mes de septiembre". El pasado año se dio por finalizada en agosto, por lo que pidió "que la pesca sea más dosificada".

Con él coincidió también el artífice de la subasta. Juan Carlos García es el patrón del barco que, por segundo año consecutivo, inaugura la temporada en Gijón, el "María Digna Dos", de Bermeo. Los túnidos fueron pescados, explicó, cerca de la costa de las Azores ya que "el primer pescado de la temporada generalmente es de allí". Al traer más cantidad que el pasado año, el pescador ya adelantó que "seguramente no alcanzará el precio del año pasado".

Una técnica en extinción

Un pescado capturado, además, con el arte de pesca "más rudimentario y artesanal que existe: la cacea o curriacán", es decir, con anzuelo. Una técnica que, avisa, podría estar en vías de extinción. "El bonito no va a desaparecer, pero sí este tipo de pesca, que se va a perder si no se hace algo", denunció criticando que "la pesca del túnido cada vez está más complicada" por la competencia de los grandes barcos de Francia e Irlanda que esquilman los bancos. "Tenemos muchas complicaciones, y cada vez más. No hay una flota en el mundo más artesanal que esta y van a hacer que desaparezca", sentencia. La captura de ayer estaba certificada con el sello MSC, que acredita una pesca sostenible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído