15 de junio de 2019
15.06.2019

El envejecimiento y la mala alimentación provocan 3.500 ictus al año en Asturias

Una de cada seis personas sufrirá la enfermedad, segunda causa de muerte en España y primera entre las mujeres, aseguran los expertos

15.06.2019 | 01:18
Un mimo explica a los presentes cómo actuar en caso de ictus, con Francisco del Busto en primera fila, segundo por la izquierda.

Cada año se diagnostican en Asturias entre 3.500 y 3.900 ictus. Una cifra que tiene su explicación, según el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, en que en la región "coinciden envejecimiento, sedentarismo y alimentación poco saludable", tres de los grandes factores de riesgo de la enfermedad. "La incidencia es más alta que en otras comunidades autónomas", reconoció Blanco, que aplaudió actividades como las que se realizan estos días en los jardines del Náutico, bajo el lema "Evita, aprende, actúa", asegurando que son "importantísimos".

"Con la prevención disminuimos el número de enfermos y con la rapidez en la actuación, las secuelas", enfatizó del Busto, que aboga por formar a cuidadores, familiares, niños o jóvenes para detectar la enfermedad "y disminuir los tiempos de respuesta". La debilidad en un lado de la cara, la pérdida de fuerza, una alteración brusca del habla, la pérdida súbita de visión o un dolor repentino de cabeza son algunos de los síntomas más visibles.

Y es que, según explican las autoridades, "una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida". No en vano, la enfermedad -una alteración de la circulación que compromete la llegada de sangre al cerebro- supone la segunda causa de muerte en España, la primera en mujeres. Además, el ictus es la primera causa de discapacidad funcional en adultos.

Aunque la enfermedad afecta a todos los tramos de edad, "el envejecimiento aumenta la incidencia de este tipo de enfermedades cardiovasculares", enfatizó del Busto. La hipertensión arterial, el colesterol alto, la diabetes, el estrés, el sedentarismo, la obesidad y el consumo de tabaco, alcohol o drogas, son otros de los principales factores de riesgo. Practicar ejercicio moderado y acudir a revisiones médicas periódicas, además de mantener una alimentación saludable y evitar los factores de riesgo, las claves para evitar la afección de la enfermedad.

Así, el consejero valoró el programa de Paciente Activo puesto en marcha por el Principado como "la mejor formación que se puede dar. Son los propios pacientes que sufrieron la enfermedad quienes explican a otros ciudadanos cómo actuar", tanto en caso de sufrir un ictus, para su recuperación, como para evitar padecer la enfermedad.

Además, del Busto adelantó que "cualquier campaña es importante", pero que buscará extender estas sesiones formativas a los más jóvenes, trasladando las guías de actuación editadas por el Principado a centros de formación para que los niños sepan como actuar, sobre todo porque "son ellos quienes más tiempo pasan en compañía de sus mayores".

Tras un recorrido por la zona interactiva, un mimo explicó a los presentes cómo actuar en caso de que alguien de nuestro entorno sufra un ictus. Lo primero ha de ser avisar a los servicios sanitarios ya que "cada minuto cuenta". Tras ello, debemos acostar a la persona afectada y evitar darle cualquier tipo de comida o bebida, así como controlar el tiempo transcurrido desde el episodio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído