DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Se corta un dedo con un hacha para lograr atención en el centro de salud de El Coto

El paciente, de mediana edad, lamentaba que nadie hiciera caso a sus problemas mentales y se amputó el anular de la mano izquierda

Centro de salud de El Coto

Centro de salud de El Coto Ángel González

Los pacientes y personal del centro de salud mental de El Coto vivieron esta semana un hecho insólito. Uno de los usuarios se acercó al mostrador de la entrada para quejase porque nadie le hacía caso ni atendía sus problemas, por lo que optó por sacar un hacha de entre sus ropas y amputarse el dedo anular de su mano izquierda delante de todos los presentes. El hombre, próximo a los cincuenta años, fue trasladado al hospital de Cabueñes tras provocarse el corte.

El incidente tuvo lugar al mediodía de este lunes, poco antes de la hora de cierre del centro de salud mental. El herido se acercó a hablar en el mostrador de administración para quejarse porque no tenía ningún tipo de ayuda y que nadie le hacía caso ni atendía a sus problemas. El hombre relató que estaba desesperado y que necesitaba que le hicieran caso con urgencia. Como veía que sus súplicas no eran satisfechas sacó un hacha de entre sus ropas.

Los presentes en la escena vivieron momentos de estupefacción al no saber qué iba a hacer con el hacha. No obstante, todo ocurrió muy rápido y el hombre se provocó un amplio corte en el cuarto dedo de su mano izquierda que provocó una amputación parcial de su dedo anular, que comenzó a sangran profusamente. Después, según explicaron algunos de los testigos presenciales, dejó el hacha a un lado.

Los sanitarios presentes trataron de detener la hemorragia rápidamente, y también dieron aviso a la Policía Nacional para que mediase en el lugar, ante el estado de nerviosismo en el que se encontraba el hombre que acababa de amputarse su propio dedo.

Los agentes intervinientes en el centro de salud mental de El Coto, explican los testigos, constataron lo ocurrido, trataron de calmarle y ayudar a los sanitarios. También confirmaron que el herido no había causado daños a ningún sanitario ni tampoco a ningún otro paciente. Después, el hombre afectado, que se recupera ya de lo ocurrido, fue trasladado hasta el Hospital de Cabueñes.

El incidente generó una gran conmoción entre los presentes en el centro de salud de El Coto, que se sorprendieron al ver el hacha y tanta sangre después de la amputación del dedo.

Compartir el artículo

stats