31 de agosto de 2019
31.08.2019

El Principado no asume por ahora la tutela de los niños que saltaban de un balcón a otro

La Consejería de Bienestar delega en los Servicios Sociales municipales el seguimiento del caso por si la familia precisa de algún tipo de ayuda

31.08.2019 | 01:25
Los niños saltando entre los balcones de un noveno.

Los niños que fueron sorprendidos el viernes de la semana pasada entre los balcones de una novena planta en Pumarín se quedarán, al menos de momento, a cargo de sus padres. Así lo ha decidido la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, que tras un primer estudio del caso ha decidido desestimar la posibilidad de asumir la tutela de los tres pequeños implicados, que tienen entre 9 y 3 años de edad. El Principado, sin embargo, sí delega en el Ayuntamiento de Gijón las labores de apoyo y seguimiento del estado de los menores y de las posibles necesidades que su familia pueda presentar en los próximos meses. Tras un primer estudio de lo sucedido, por tanto, no parece que Servicios Sociales vean indicios de malos tratos hacia los niños, una acusación en la que sigue insistiendo Laura García, tía de los pequeños, que lamentó ayer la "falta de información" por parte de instituciones públicas y autoridades.

El Principado venía siguiendo el estado de estos tres menores (dos niñas de 9 y 5 años y un pequeño de tan solo 3) después de que fuesen sorprendidos por los vecinos el pasado viernes saltando entre dos balcones de su domicilio familiar, ubicado en la novena planta de una de las torres Sedes de Pumarín.

La Policía Local, encargada del caso, solicitó el apoyo de una dotación de bomberos para garantizar la seguridad de los niños, lo que provocó un gran revuelo en el barrio, y después comprobaron que las cámaras de seguridad de Tráfico de la avenida Constitución verificaban la versión de los testigos y mostraban claramente a los pequeños cruzando de un balcón a otro por un bordillo de escasos centímetros de grosor. Al entrar en la vivienda, se comprobó que los pequeños estaban solos, aunque la madre fue localizada al poco tiempo. Estaba trabajando, pero regresó inmediatamente al domicilio para encargarse de la situación.

A partir de aquí, las versiones se contradicen: ella mantiene que tenía a una cuidadora contratada y que se ausentó del piso sin notificárselo. También afirmó que los pequeños nunca habían hecho algo similar a lo de aquella mañana y que las dos niñas, que ya cursan Primaria, sacan buenas notas y nunca han tenido ningún problema.

Sin embargo, Laura García, una de sus hermanas, presentó una denuncia ante la Policía Nacional esa misma tarde denunciándola por presuntos malos tratos, tal como adelantó este periódico, aunque lamentó que a fecha de ayer nadie se había puesto aún en contacto con ella para pedir su versión. También afirma que el estado de sus sobrinos le preocupa desde hace meses y que el pasado julio ya había notificado sus sospechas antes Servicios Sociales. En el parte policial asegura, entre otras acusaciones, que la madre había atado al pequeño a la cuna en una ocasión para salir del domicilio. "Mi sobrina mayor, que no quiere vivir con ella, puede testificar. Pero no nos llama nadie", lamentó.

La implicada, por su lado, afirma que entre ambas hay "muy mala relación" desde hace tiempo y que todo de lo que se le acusa es falso. Aunque ayer rechazó dar más explicaciones a este periódico -prefiere que su caso se aparte de la esfera pública-, sí que alegó que, si el Principado rechaza asumir la tutela de sus hijos, "por algo será".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad