03 de septiembre de 2019
03.09.2019
Resolución de un caso que causó conmoción en la ciudad

El violador de la senda fluvial pasa hoy ante el juez tras negarse a declarar en Comisaría

Los investigadores, que de momento solo le atribuyen la agresión de la senda fluvial, le leyeron ayer sus derechos y ultiman ya las diligencias

03.09.2019 | 01:24

El único detenido por la agresión sexual que sufrió hace una semana una mujer de cuarenta años mientras hacía deporte por la senda fluvial se acogió ayer a su derecho a no declarar en las dependencias policiales de El Natahoyo. Los investigadores, que en principio solo le atribuyen a este candasín de 59 años este episodio, dieron lectura de sus derechos y está previsto que esta mañana le trasladen al Palacio de Justicia para que le tome declaración la juez de Guardia, que será la encargada de resolver hoy sobre su futuro más inmediato: prisión preventiva o libertad con cargos.

El presunto violador de la senda fluvial -J. M. S. D., nacido en Candás y ahora vecino del barrio gijonés de El Coto- permanece en los calabozos de la Policía Nacional desde el pasado sábado, cuando fue detenido al mediodía en la calle Cataluña, vía perpendicular a la avenida de Gaspar García Laviana. Desde entonces solo ha salido en una ocasión y fue esposado para asistir al registro del domicilio en el que vivía con sus padres en el barrio de El Coto. Los agentes, tras un amplio despliegue para su localización, le habían encontrado junto a un amigo y portando unas bolsas con ropa. Tras consumar la violación, presuntamente, habría abandonado su domicilio habitual y estaba en paradero desconocido, de ahí la demora de su arresto desde que se le identificó por los restos de ADN.

Está previsto, según han informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, que lo largo de esta mañana -antes de que expire el plazo legal de 72 horas- pase a declarar ante la magistrada Carolina Montero, titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Gijón, que realizará funciones de Guardia. El candasín J. M. S. D. no es la primera vez que pasa por estos trámites. Fue detenido por primera vez cuando tenía 32 años. Era el mes de julio de 1992 y acababa de violar a una mujer que limpiaba un portal en la calle de la Cámara de Avilés. El operativo de vigilancia desplegado tras esa agresión sexual permitió arrestarle al día siguiente cuando se disponía a entrar en otro portal de la misma céntrica calle avilesina.

Una vez en Comisaría fue el propio detenido quien desveló que días antes lo había intentado con otra mujer, pero que sus gritos pidiendo auxilio le hicieron huir del lugar. Ambas mujeres avilesinas le reconocieron como el responsable y, finalmente, acabó confesando su responsabilidad ante los investigadores.

Por esos hechos fue condenado a ocho años de cárcel que le llevaron a estar en prisión durante más de una década, hasta que recuperó la libertad en 2004. Ahora, ha vuelto a ser detenido después de perpetrar, presuntamente, la agresión sexual de la senda fluvial.

Preparado para el asalto

En este último episodio, que causó conmoción en la ciudad, actuó con toda intención. Escogió una zona aislada, oscura y a una hora temprana para que la luz fuera escasa. Se enfundó un pasamontañas para ocular su rostro y una sudadera. Esperó oculto a que alguien pasase -se investiga si conocía la rutina de su víctima- y, además, llevó un cuchillo para, a sus 59 años, amenazar e intimidar a su víctima para lograr sacarla del camino y consumar allí la violación. Después huyó del lugar, dejó de ir por casa de sus padres en El Coto y cambió de zona para que no le localizasen.

La propia víctima, que se encuentra a tratamiento psicológico desde la agresión, fue quien alertó a la Policía Nacional desde su propio móvil. El operativo se puso en marcha de inmediato y desde la comisaría se volcaron en el caso para atrapar al responsable. También se intensificaron las labores de vigilancia para evitar que ninguna otra mujer pudiese sufrir lo mismo por culpa de este individuo. En apenas cuatro días le tenía identificado gracias al ADN, y en menos de una semana estaba detenido.

Esta mañana tendrá una nueva oportunidad de declarar ante las acusaciones que pesan sobre él. Luego, será la magistrada quien resuelva sobre su futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad