06 de septiembre de 2019
06.09.2019

El comité ético regional de investigación analizó 508 casos el último año

El colectivo que regula la atención sanitaria del área V alerta del "abuso" de las farmacéuticas

06.09.2019 | 01:31
Por la izquierda, los doctores Constantino González, Benjamín González y Marcelo Palacios, ayer, en la SIBI.

El comité ético para estudios de investigación sanitaria del Principado de Asturias valoró el año pasado un total de 508 estudios. El grupo, que se encarga de analizar si los investigadores de la región no ponen en riesgo durante su trabajo de campo los derechos y la integridad física de los usuarios que participan en ellos, temen ahora que la "rentabilización" de ciertos análisis acabe por convertir el sector en un negocio dedicado, sobre todo, al lucro de las empresas farmacéuticas y a alimentar la "titulitis" de algunos científicos. Así lo explicó, al menos, Constantino González Quintana, integrante del colectivo y del comité ético de la atención sanitaria (CEAS) del área V, especializado desde hace cuatro años en casos locales. El experto visitó ayer la sede de la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI) en compañía de Benjamín González Miranda, otro de los integrantes del CEAS gijonés, para hablar de los retos de futuro de ambos grupos.

Los dos doctores consideran la existencia de este tipo de comités sirven para frenar las tendencias del campo de investigación del sector sanitario y para servir como "mediadores" en los desacuerdos entre usuarios y facultativos. "En el comité de atención sanitaria nuestra labor no es vinculante, nos limitamos simplemente a asesorar y a informar a los compañeros, pero resulta útil cuando surgen problemas en la relación clínica. Suele pasar cuando, en la etapa final de la vida del paciente, la familia no está de acuerdo con la decisión que toma su médico y ambas partes no acaban de ponerse de acuerdo", concretó Miranda. "En el área V también hemos trabajado mucho en centros de salud, enseñando a los profesionales cómo pueden trabajar en temas relacionados con la intimidad y privacidad del paciente", añadió.

En este sentido, el CEAS del área V vendría a ser un agente más dentro de la nueva tendencia del sector que aboga por "humanizar" la sanidad. "El paso más firme se ha dado esta misma semana con la creación de una nueva dirección general de Cuidados, Humanización y Atención Sociosanitaria en Asturias. Por ahí debemos seguir", matizó su compañero Quintana, quien insistió en la relevancia del comité ético de investigación del Principado. Este segundo grupo sí tiene carácter vinculante. "Imponemos criterios con un valor social y científico: si el estudio no ofrece mejorar la calidad de vida y no está bien planteado, no lo consideramos ético. Pero luego hay otra serie de conflictos de fondo en las que la avaricia y primar la rentabilidad económica de los ensayos también son motivos de descarte", resumió.

La ética aplicada a la medicina parece tener ahora un especial sentido, según los expertos, por haber surgido técnicas sanitarias revolucionarias, sin embargo, sólo parecen beneficiar a unos pocos. "El 90% de los gastos de investigación se dedican al 10% de la población del mundo. El resto tiene que conformarse con lo que sobra", lamentó Quintana. "Se investiga donde hay dinero y eso es legítimo, pero el lucro no debería ser la razón preferente ni siquiera para el sector farmacéutico, que es una industria que parece funcionar con límites distintos a los de todas las demás", apuntó Miranda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad