08 de septiembre de 2019
08.09.2019

Y comieron perdices con el cura de Vega

El octogenario sacerdote José Manuel Alonso ha casado en la parroquia de San Emiliano a tres generaciones de mujeres de la misma familia

08.09.2019 | 01:10
Por la izquierda, el párroco José Manuel Alonso; Nieves Álvarez, la abuela de la novia; Pedro Manso, Paloma Acuña y sus padres, Nieves Liste y Carlos Acuña, tras el enlace.

El sacerdote de la parroquia de San Emiliano de Vega, José Manuel Alonso, lleva toda una vida casando a las mujeres de la familia de Nieves Álvarez. La primera fue ella, en el año 1966; después casó a su hija Nieves Liste en 1989 y ayer le tocó el turno a la nieta, Paloma Acuña. "Es ya el cura de la familia", resumía ayer la abuela, con 75 años y encantada en el casamiento de la más joven de la estirpe. Eso sí, "no contaba yo con que el cura casara a tanta gente de casa".

La primera boda, la suya, tuvo lugar el 18 de julio de 1966, y fue "muy rápido todo; sólo hicimos un desayuno en la confitería La Suiza porque nos tuvimos que marchar enseguida. Mi marido era Policía Nacional y estaba destinado en Lérida, así que tuvimos poco tiempo para celebrar", relata. Tras un par de años fuera, regresó a Vega y en la parroquia nacieron sus dos hijas, bautizadas primero y casadas después por Don José, como todo el mundo conoce en la parroquia a su veterano sacerdote, que ya cuenta con 88 años.

La siguiente de la saga fue Nieves Liste, el 4 de marzo de 1989, y tuvo la peculiaridad de que "no hubo misa, sólo nos celebró el sacramento", recordaba ayer la que, a su vez, es la madre de la última novia. El banquete de su enlace con Carlos Acuña tuvo lugar en el Bellavista, "fue una boda de día y tuve más fiesta que mi madre", señala.

La última en esta peculiar lista familiar ha sido Paloma Acuña, que ayer dio el "sí, quiero" a Pedro Manso ante 135 invitados, también de la mano de Don José y en la parroquia de San Emiliano. "Me hacía ilusión que fuera él el que me casara, ya que lleva haciéndolo con todas las mujeres de la familia desde hace tantos años", reconocía la novia. Porque no sólo ha casado a abuela, madre e hija: "también ha casado a mi tía y a mis primas, y bautizó también a mi padre", recordaba la recién desposada antes de poner rumbo a su banquete de bodas, en este caso en la Quinta del Infanzón.

Incombustible

Es la consecuencia natural de llevar ejerciendo en la misma parroquia desde el año 1966, con lo que la de la abuela fue una de las primeras bodas que ofició Don José. "Sabe Dios cuántas habré oficiado, y mientras pueda seguiré haciéndolo", asegura. El sacerdote no sólo se hace cargo de Vega: "también llevo Baldornón, Fano y San Martín de Huerces", recuerda, dispuesto a seguir trabajando "hasta que sea posible, porque con esta edad ya debería estar jubilado. El problema es que no hay curas, así que a ver cuánto resistimos", explicaba ayer el cura incombustible, natural del pueblo de Carcedo, en Valdés, tras oficiar la boda de Paloma Acuña.

La familia de la novia, vinculada desde siempre a la parroquia de Vega, estaba especialmente ilusionada en que Don José, a quien consideran ya "de casa", se hiciera cargo del matrimonio de la benjamina. Ahora, sólo le piden un pequeño favor, si la salud se lo permite. "Que pueda bautizar a la descendencia que tenga Paloma", apuntaban con un guiño la madre y la abuela, encantadas con la ceremonia y deseando continuar con su peculiar saga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad