12 de septiembre de 2019
12.09.2019

Usar el móvil en clase, motivo de expulsión en la Facultad de Comercio y Turismo

El centro inicia el curso con el foco puesto en lo analógico: los trabajos con referencias a libros y no solo a enlaces de internet tendrán más nota

12.09.2019 | 01:03

Para sacar sobresalientes en la Facultad de Comercio hay que leer más libros y menos enlaces de internet. El decanato de la escuela, que recibió ayer a los 344 nuevos matriculados en los grades de Comercio, Turismo y Trabajo Sociales, adelantó que durante sus próximo cuatro años de formación los jóvenes tendrán que pisar más la biblioteca si quieren un expediente impoluto. La metodología del centro, aunque es consciente de que los buscadores de internet permiten acceder a gran cantidad de información, se niega a denostar su propio fondo documental y valorará en los próximos cursos la utilización de libros de papel para la elaboración de trabajos. El uso del teléfono móvil en clase y cualquier dispositivo digital no autorizado, además, será un posible motivo de expulsión y tipificado como falta grave. La idea, según explicaron los responsables de la facultad, es que sus alumnos "cambien el chip" de sus años en Secundaria y se "tomen en serio" su nueva etapa.

Los jóvenes de primer curso de la escuela empezaron ayer las clases con una breve charla de introducción a cargo de las vicedecanas Mónica Álvarez y Elena Ceniceros y del decano, Levi Pérez, que explicó que la "vida universitaria es algo más que ir a clase y aprobar un examen". "Debéis cambiar el chip desde el minuto uno porque esto no es el instituto; aquí tenéis que resolver vuestras propias cuestiones", aseveró. A su juicio, el problema de los recién llegados suele ser su costumbre al cariño y protección que, por lo general, reciben en Secundaria: "Y no quiero ser duro, pero aquí, ahora, sois un número. Que luego destaquéis o no es cosa vuestra".

Y para destacar en cualquier de los grados de la facultad hay que adherirse a las normas. Ceniceros y Álvarez anunciaron que en el próximo curso un alumno que utilice el móvil en clase podrá ser propuesto a expulsión por el docente de turno, una medida que se dará siempre por firme si lo usa en mitad de un examen. La sanción se extenderá a cualquier dispositivo digital que haya sido prohibido por el profesor, como tabletas y ordenadores, y los trabajos de cada asignatura puntuarán más si, además de fuentes de internet, utilizan parte del fondo documental de la biblioteca. El cumplimiento de unos mínimos de asistencia a clase, por su parte, y aunque figura como uno de los requisitos del Plan Bolonia, dependerá de cada profesor, que elegirá libremente si pasa o no lista. En cualquier caso, la evolución continua sigue suponiendo un 40% de la nota en la mayoría de las asignaturas, por lo que la jefatura del centro considera "casi imposible" que los absentistas se gradúen.

Los nuevos alumnos tendrán que trabajar también fuera de las aulas. "Esta universidad está diseñada para que os podáis pasar aquí el día; no basta con venir a clase y cumplir", alertó Pérez. Así, la asistencia a ponencias, clases magistrales y cualquier taller extraescolar puntuará de forma positiva en el expediente del estudiante, aunque ayer los "novatos" mostraban dudas al ver contradictorio que se les exija ir a clase siempre y, a la vez, asistir a ponencias dentro del mismo horario lectivo. Pérez, para no asustar al grupo, les reconfortó tirando de romanticismo. "Hay pruebas que empíricas que apuntan a que mucha gente conoce a su marido o esposa en la Universidad", bromeó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído