14 de septiembre de 2019
14.09.2019

Fiesta de despedida

El Coto inicia sus celebraciones, recuperadas después de treinta años, con el pregón del párroco Fernando Fueyo a pocos días de su adiós oficial

14.09.2019 | 01:04

Han pasado casi tres décadas desde que las fiestas de El Coto dejaran de celebrarse, casi tanto como años lleva en la parroquia Fernando Fueyo. Ha querido la casualidad que la Asociación de Vecinos del barrio haya recuperado este año los festejos, justo cuando el sacerdote está a punto de decir adiós de forma oficial con motivo de su jubilación. Y por eso, nadie mejor que él para dar el pregón que ayer dio por inauguradas las fiestas.

No quiso Fueyo que sonara a despedida, pero le salió del alma un repaso sentimental por su vida, la del barrio y la de la parroquia, con pequeño tirón de orejas y una certeza incluidas.

Empezó el cura de El Coto por sus recuerdos de infancia: "Nací enfrente de la escalera 3, playu, pero recién concluida la guerra vinimos a vivir a la calle San José al lado de lo que ahora es el cuartel de la policía local, donde todas las fachadas de las casas tenían heridas de la metralla", relató ante el público, para seguir desgranando historia hasta llega a El Coto del siglo XX. "Únicamente había tres grandes edificios: el cuartel de 1900, la cárcel de 1909, el Sanatorio Covadonga de 1919 y diez años más tarde el complejo de las cuarenta y seis casas baratas", enumeró, antes de llegar a "1990, cuando se alcanzó un acuerdo de permuta entre Ayuntamiento y Arzobispado para la construcción de la Iglesia en los patios".

Desde la creación de la parroquia (Navidad de 1983), con sede en el colegio de las Dominicas durante nueve meses y semisótano de la calle Quevedo durante nueve años, "buscábamos un lugar apropiado para la nueva Iglesia y lo encontramos en el sitio más céntrico del barrio; estaremos eternamente agradecidos al alcalde Tini Areces que nos facilitó todos los trámites", quiso agradecer, antes de recordar "la generosidad de los feligreses con múltiples iniciativas que han hecho posible este complejo parroquial". No en vano, "somos la envidia de otros barrios. Cuando cojo un taxi le digo al chofer "vamos al mejor barrio de Gijón", y sin dudarlo, enfila hacia el Coto", bromeó Fueyo, quien quiso advertir que "seguir creciendo es tarea de todos: la Asociación de Vecinos está cerca de contar con 500 socios, que son muy pocos sabiendo que en El Coto pasamos de 10.000 habitantes". Y por eso, "sería guapo que los que con su trabajo viven de El Coto, en el Centro de Salud, el Centro Municipal, la piscina, el Centro Municipal de Empleo, la agencia de activación juvenil, que vivan también con El Coto", dejó caer, convencido de que "un Coto mejor es también el barrio que no es Coto cerrado, sino abierto y solidario".

Y como convencimiento final, Fueyo puntualizó que "jamás" se jubilará del Sporting, y aseguró que "a la tercera va la vencida y este año vamos a conseguir el ascenso, es año de cosechona de manzana y también será año de triunfos futboleros", vaticinó para entusiasmo de los vecinos.

Los festejos recién iniciados continúan hoy con una comida popular en plaza, varias actuaciones musicales durante todo el día con Ceferino Otero, Rafa Kas, Mbolados o José Manuel Punzano, junto con una fiesta de la espuma y una verbena nocturna. Mañana domingo habrá misa solemne y más música. Porque El Coto "es el mejor".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad