08 de octubre de 2019
08.10.2019

No seguir los tratamientos "puede llevar a la muerte prematura del paciente"

El farmacéutico Álvaro Domínguez-Gil advierte contra los efectos del incumplimiento terapéutico

08.10.2019 | 02:49
Domínguez-Gil, en el centro, explica a varias asistentes a la charla las virtudes de algunos medicamentos del siglo pasado.

A los pacientes les cuesta seguir los tratamientos: se cansan, no se enteran bien o temen los efectos secundarios. Pero si no se toma en serio la adherencia a las prescripciones del médico, el "incumplimiento terapéutico" puede llevar a "sufrimiento innecesario, retraso en la mejora física y psíquica e incluso a la muerte prematura". El doctor en Farmacia Álvaro Domínguez Gil Hurlé advirtió ayer en la charla "El paciente ante los medicamentos" sobre los efectos negativos de esta actitud, contra la que el profesional gijonés diseñó ya en el año 2004 el que ha bautizado como "juego de los cubos", una propuesta visual para que los pacientes vayan "colocando cubos según siguen el tratamiento, para ver si ya han llegado a la concentración en sangre necesaria para que les haga efecto el medicamento y para que vean cómo evolucionan".

Un método que está teniendo resultados "muy positivos", porque "de una forma visual es como mejor se explica la importancia de tomar todas las dosis y durante todo el tiempo recomendado", defiende Álvaro Domínguez-Gil Hurlé, algo que hay que conseguir porque "de lo contrario se producen más reingresos y aumenta el coste para el sistema sanitario".

Hablar con los pacientes y explicarles

Hablar con los pacientes y explicarles la importancia de seguir los tratamientos se antoja esencial porque "el tiempo invertido en la educación mejora la efectividad de los tratamientos; normalmente lo entienden en pocos minutos y los efectos son muy positivos". De hecho, un estudio de 2006 demostró en Estados Unidos que los pacientes con colesterol que vieron una tomografía de sus arterias siguieron mucho mejor el tratamiento que aquellos que no las vieron, y por lo tanto, mejoraron mucho más rápidamente que los demás enfermos.

Exposición

Domínguez-Gil también mostró durante la charla parte de su colección de medicamentos antiguos, con curiosidades como un sistema de pesas del siglo XVIII, varias moldes para hacer supositorios, las primeras sulfamidas, que a falta de cápsulas se vendían en sellos, el precedente de la Viagra en el año 1935, elaborado a base de plantas, o los primeros medicamentos para dormir, también compuestos de forma natural.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído