21 de octubre de 2019
21.10.2019

La lluvia pliega los pendones

El desfile de estandartes por el Día de León, suspendido por las precipitaciones: "Si se mojan, pueden romper la vara por el peso"

21.10.2019 | 02:37
La lluvia pliega los pendones

Por altos que son, los pendones leoneses no lograron ayer dispar las nubes que cubrían el cielo gijonés, cuya lluvia impidió que los estandartes desfilasen por el muro de San Lorenzo, desde la iglesia de San Pedro donde se celebró la misa hasta el Begoña Park, donde comieron los 250 leoneses que viajaron a Gijón para celebrar el Día de León en Asturias con motivo de las fiestas patronales de la Virgen del Camino y San Froilán.

"Los pendones no se pueden mojar, porque la tela pesa mucho, hasta 25 kilos y, si se moja, el peso se multiplica y podría romper la vara que lo sujeta", explica el veterano Manolo González, que ayuda a portar uno de los estandartes de la Virgen del Camino. Estas altas banderas, que pueden llegar a medir más de una decena de metros, tienen su origen en la edad media, en épocas de La Reconquista, cuando "se utilizaban como bandera de llamada, para que salieran los mozos a defender cada pueblo y también para intimidar a los rivales", como explica David Fernández Blanco, alcalde de Valverde de La Virgen, municipio leonés invitado este año.

En esta edición, la Casa de León en Asturias, organizadora del evento, quiso cambiar el modelo: de un gran desfile con decenas de pendones que honren a toda la región, a uno más pequeño, con la intención de que cada año sea una de las comarcas leonesas las protagonistas, empezando por la comarca de la Virgen del Camino. Así, ayer solo visitaron Gijón media docena de pendones, que apenas pudieron ser alzados por culpa de la lluvia.

"Es más importante la maña que la fuerza, y también la costumbre", explica González antes de alzar el pendón más alto extendido ayer, de 11,5 metros y compuesto por una tela "con muchísimos años de antigüedad, no sé ni cuántos" y una vara "de una madera muy resistente". El truco para saber portar estos altos estandartes está en "saber mantener el equilibrio, ayudado por las cuerdas, moverte para evitar el viento y comer mucha morcilla y chorizo para poder con ello", enfatiza.

De abuelos a nietos

Y así lo hacen también Alba Fuentes y Lara Martínez, ambas de once años, y que ya portan uno de los estandartes, aunque de menor tamaño. "Hay que saber cogerle el truco", explica Fuentes, que lleva dos años cargando con pendones, "empecé viendo a mis abuelos, que llevan el pendón y me gustó, así que quisimos empezar a llevarlo". Para ello, se les construyó uno para ellas, de dos metros de altitud y con los colores típicos de la comarca: verde, rojo y amarillo. "Es una tradición que tiene muchos años y nos gusta, por eso quisimos unirnos a ella", afirma Martínez a su lado.

Aunque la lluvia no permitió lucir los pendones, no evitó que el desfile se llevase a cabo. A ritmo de las dulzainas y los tamboriles, y siguiendo al grupo de bailes tradicionales "San Froilán", cuyos integrantes "van vestidos todos distintos, con el traje tradicional de su lugar de origen", asegura David Fernández Blanco. Tampoco logró la lluvia empañar la festividad, "la más importante para la Casa de León en Asturias", como aseveró su presidente en funciones, José María Fernández Chimeno que remarcó que "Gijón es el municipio de Asturias donde más leoneses viven, perfectamente integrados en la ciudad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído