31 de octubre de 2019
31.10.2019

"Me estaban ahogando", dice uno de los acusados de agredir a policías, skater profesional

"Actuaron de forma desproporcionada; me revolví para poder respirar", justifica Jaime Mateu, candidato a Tokio 2020, que afronta tres años de prisión

31.10.2019 | 02:35
Tres de los acusados, a la izquierda, en el banquillo, y el cuarto, que reconoció los hechos, declarando ante el tribunal de la Sección Octava, ayer, en Gijón.

Brutalidad policial o mínima fuerza ante la hostilidad que sufrieron los agentes. Estas son las dos versiones ofrecidas ayer durante la primera sesión del juicio en el que cuatro jóvenes se enfrentan a penas de hasta tres años de cárcel por un delito de atentado a agente de la autoridad -uno de ellos solo está acusado de un delito contra la salud pública- tras una redada que tuvo lugar en el bar "El Chamizu", en la céntrica calle de Jacobo Olañeta, en marzo de 2018. Tres de los procesados, entre los que se incluye el famoso skater mallorquín Jaime Mateu, negaron ayer que ejerciesen violencia alguna contra los policías y aseguraron que fueron víctimas "de una gran agresividad" por parte de los efectivos policiales actuantes.

El cuarto de los acusados, en cambio, optó ayer por no correr riesgos -afrontaba dos años de cárcel- y sí reconoció haber agredido a los agentes. De esta forma, C. I. G. se conformó con la rebaja del Ministerio Fiscal y aceptó un año de cárcel (seis meses por lesiones y otros tantos por atentado) y el pago de 3.740 euros de indemnización por las lesiones a dos agentes y multa de 240 euros por un delito leve de lesiones.

Los otros tres procesados mantuvieron su inocencia al tiempo que respondieron a todas las preguntas que les formularon ayer desde Fiscalía, defensas y acusaciones particulares. La primera en declarar fue S. G. L., una mujer procesada y origen del conflicto en el establecimiento según la policía. Esta joven, al ver a los agentes (habían acudido por una denuncia de ruidos y olor a marihuana), desarrolló presuntamente una actitud hostil propinando patadas e insultos como "yo no hago caso de estos putos cerdos, hijos de p., yo no salgo de aquí". "Dije solo que eran unos cerdos, pero al aire, no directamente a ninguno de ellos", trató de argumentar la joven. El resto de acusaciones las fue negando con la misma consistencia y solo reconoció que pudo golpear a los agentes cuando la estaban deteniendo. "Intenté escaparme, me moví mucho porque me alteró la violencia de ellos y me sorprendió que me tirasen al suelo", declaró ante el tribunal de la Sección Octava. Tampoco reconoció haber causado destrozos en el coche policial en el que fue trasladada a Comisaría. Ella se enfrenta a un año de cárcel por atentado y otro más por lesiones.

Consumo de cocaína

El tercer implicado, Jaime Mateu, se enfrenta a tres años de cárcel, pero también mantuvo su inocencia. Tal y como explicó tras su detención a LA NUEVA ESPAÑA hace un año, este joven aseguró ante el tribunal que al ver "cómo pegaban a la chica" se puso a grabar con su móvil la intervención policial y que fue entonces "cuando se tiraron a por mí". "No les di manotazos, pero tenía a varios agentes encima, mi cara y el pecho estaban contra el suelo y me revolví porque quería respirar, me estaba ahogando", manifestó el laureado skater mallorquín, que presumiblemente participará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 que por primera vez acogerá esta disciplina. Los policías, incidió el joven, "actuaron de forma desproporcionada".

El cuarto de los implicados, I. V. F., afronta otros tres años de cárcel por un delito contra la salud pública después de que en la intervención le incautasen diez papelinas de cocaína (4,75 gramos). "Era para consumo propio", explicó. "¿No era mucha cantidad?", interpeló la fiscal. "Era un fin de semana largo y queríamos salir de viernes a domingo, pero la cocaína era para compartir con mis amigos, que somos un grupo grande", explicó. En su versión de lo ocurrido, aseguró que la policía actuó de forma amable y educada con él, pero que con los otros acusados sí se pusieron violentos. Del porqué del cambio de actitud de los agentes, según su versión, no dio explicación.

Los policías de la Local y Nacional coincidieron todos en que las detenciones de ese día estaban "plenamente justificadas" y que se empleó "una fuerza moderada" para reducir a los tres acusados que mostraron "una hostilidad, desobediencia y agresividad" notable contra ellos. Uno de los agentes hasta tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. El juicio continuará esta mañana y presumiblemente quedará visto para sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído