Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sexóloga, dirige los nuevos talleres municipales a la mediana y tercera edad

Nerea Álvarez: "A partir de los 50 las mujeres no hablan de sexualidad porque el tema se vuelve tabú"

"Hay nietos que alucinan porque su abuela se va a bailar con un señor, como si por tener una edad ya no pudiese hacer su vida"

La sexóloga Nerea Álvarez, ayer, en La Arena.

La sexóloga Nerea Álvarez, ayer, en La Arena. JUAN PLAZA

La sexualidad y el placer femenino, aunque empieza a normalizarse en las generaciones jóvenes de mujeres, sigue siendo un tema tabú para las madres y abuelas de las nuevas empoderadas, a las que se sigue exigiendo una actitud recatada y comedida para ejercer el papel de "buena abuela". En contra de esto, la sexóloga Nerea Álvarez inicia este mes una ronda de talleres municipales para mujeres de mediana y tercera edad, que cuentan con el apoyo de la oficina de Igualdad del Ayuntamiento y las vocalías de la mujer de la ciudad. A su juicio, el colectivo sí está interesado en el autoconocimiento y la libertad sexual, pero se ha acostumbrado a guardarlo como secreto por la poca aceptación que recibe respecto al resto de la sociedad.

- ¿Qué pasa con la sexualidad en la madurez?

-Que se hace el silencio. A día de hoy se habla mucho de sexualidad, pero solo en gente joven. Hay que abrir un poco el abanico y crear un espacio donde las mujeres puedan hablar, consultar sus dudas, decir abiertamente qué les interesa y qué deseos tienen.

- Un tema tabú.

-Sí, y esa crítica te la dicen ellas mismas, te cuentan: es que a partir de los 50 ya nadie nos mira. Tiene razones históricas, porque ese límite de edad suele coincidir con la menopausia. A partir de ahí dejamos de ser interesantes y se nos abre un mercado increíble: pastillas, operaciones... No tiene mucho sentido porque a partir de cierta edad los que suelen tener problemas a nivel físico en el sexo son los hombres, con la disfunción eréctil. De todas formas, la sexualidad en sentido amplio no entiende de edades.

- En general los hombres se fijan en mujeres más jóvenes.

-Sí, es que desde siempre nos han vendido el cuerpo femenino como el cuerpo de una mujer joven que da placer. Eso ha hecho que a día de hoy idolatremos relaciones sexuales supercutres que solo implican el coito.

- Y no es solo eso.

-Claro que no. Muchas mujeres piensan que ya no tienen sexualidad porque no practican relaciones con penetración. Y va más allá, puedes no tener pareja ni ganas de tener una, pero sigues siendo una persona con sexualidad. El deseo no implica tener pareja.

- ¿Hay brecha generacional?

-Sí, en general cuando más te acercas al franquismo más lejos queda la educación sexual. El perfil de mujer era distinto. Yo lo noto con mi madre, que tiene 57 años y conmigo habla mucho, pero reconoce que con sus amigas jamás se tocaban estos temas. Lo del tabú que comentábamos antes se notaba y se nota mucho más en el pueblo, además. No tiene nada que ver una mujer de cierta edad que creció en la ciudad con una que lo hizo en la zona rural, donde se siempre se marcaron más esas prohibiciones.

- Históricamente también se aceptó mejor que los hombres rehagan su vida.

-Mucho más. Si te quedas viuda a los 30 igual algo menos, pero si no, olvídate. E incluso aunque lo intentes las mujeres bromean diciendo que el mercado está fatal, porque los hombres de su edad que están bien no miran para ellas y los que sí lo hacen están algo más mal físicamente. Pero es que esto de vivir tu vida a partir de cierta edad no está bien visto por nadie. Hay nietos y nietas que alucinan porque dicen que su abuela ha quedado con un hombre a bailar. ¿Y por qué no iba a quedar con quien le apetezca?

- ¿Infantilizamos a la mediana y tercera edad?

-Somos unos egoístas. Yo escucho a veces a mis amigas quejarse, en plan: es que mi madre ahora se va con el novio ese que tiene y ya no se queda con los nietas por la tarde. Parece que siempre tiene ese rol de cuidadora, como si además de abuela no fuese también una mujer con sus gustos y su necesidades.

- Hay que normalizarlo.

-Sí, no hay ni naturalidad ni interés en el tema. Ya nos pasó más veces, cuando la sexología empezó a explosionar y se descubrió que la mujer podía tener un orgasmo sin necesidad alguna de un pene, cundió el pánico. Así que para hacer que se entienda ahora esto... Lo que sí está bien es que las propias mujeres empiezan a reclamar información. Siempre se nos ha encasillado en que nuestra sexualidad tiene que ser reproductiva y no por placer. Con estos talleres yo voy a recomendar lecturas y averiguar qué cosas concretas les interesa a las inscritas para poder profundizar en el tema más adelante.

Compartir el artículo

stats