Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El reto presupuestario de Podemos: un millón para la renta social y escuelas infantiles gratis

La formación morada plantea catorce enmiendas por 1,9 millones a las cuentas de PSOE e IU l Pineda: "Con voluntad se puede alcanzar un acuerdo"

El reto presupuestario de Podemos: un millón para la renta social y escuelas infantiles gratis

El reto presupuestario de Podemos: un millón para la renta social y escuelas infantiles gratis

En manos del personal municipal han quedado las cuatro enmiendas a la totalidad y 32 parciales que Ciudadanos, Foro, PP, Vox y Podemos-Equo han oficializado ante el presupuesto de 233 millones para el Ayuntamiento (320 en el consolidado) presentado por el gobierno de PSOE e IU. Los funcionarios decidirán la viabilidad

Otra cosa es la viabilidad de alguna de las enmiendas parciales dentro de la negociación política. En ese contexto el foco está en las propuestas de Podemos-Equo ya que el objetivo inicial del gobierno es poder repetir el acuerdo por la izquierda que se dio en las ordenanzas fiscales. "Este es solo el primer paso de una larga negociación", aseguraba ayer la portavoz de Podemos, Yolanda González Huergo, antes de dejar claro que dos hechos marcarán que se facilite o no que el presupuesto salga adelante: consensuar todo el modelo de ciudad y lo que decidan las asambleas de ambos partidos.

Sus 14 enmiendas suponen mover poco más de 1,9 millones. Un millón justo se iría a ayudas complementarias en política social con el objetivo de mantener la renta social. El borrador impone que la enmienda marque de donde se mueve el dinero dentro del mismo programa presupuestario. Podemos plantea rebajar en 400.000 euros las becas comedor y en 600.000 el programa social de ayudas económicas. El ajuste parece brusco pero hay margen de maniobra. Cierto es que al PSOE no le gusta la renta social pero también que el gobierno podría asumir dar luz verde a un programa similar en cuanto al concepto de dar ayudas complementarias a personas con ingresos limitados, sobre todo perceptores del salario social. Quedaría por concretar el sistema. Ahora la renta social se traduce en una tarjeta para hacer compras en comercios locales. Y en cuanto a las rebajas en otras partidas se pueden paliar en unos meses con la incorporación de los remanentes de la Fundación de Servicios Sociales.

Más problemático para el gobierno local es asumir hacer gratuitas las escuelas infantiles. Algo que plantean tanto Podemos como Ciudadanos en una enmienda coincidente que rebaja en 250.000 euros los ingresos: la parte correspondientes a2020 del próximo curso. El Ayuntamiento recuerda que es el Principado quien tiene la competencia para poner esos precios y debe ser en el debate del presupuesto autonómico donde hablar de su gratuidad.

"La negociación está abierta. Si hay voluntad podemos alcanzar un acuerdo. El gobierno hará todo lo posible para que Gijón pueda contar con un presupuesto el próximo año", recalcaba Marina Pineda, edil socialista de Hacienda, a la salida de la comisión. La alternativa es un tercer año consecutivo de prórroga presupuestaria.

Podemos también plantea, por ejemplo, garantizar 100.000 euros para el estudio epidemiológico sobre la repercusión de la contaminación en las embarazadas y reservar 76.000 euros para mantener el Arcu Atlánticu o un festival municipal centrado en la cultura atlántica asturiana. Además de partidas para carriles bici, la reforma de Rodríguez Sampedro o mejoras de las paradas de autobús. Parte del dinero lo detraen de Tabacalera o de la aportación a la Fundación Princesa de Asturias.

Ciudadanos, el principal partido de la oposición, presentó una enmienda a la totalidad y 13 parciales que moverían 2,6 millones. La formación naranja dedica 1,1 millones a vehículos para bomberos, 290.000 euros para mobiliario del albergue de peregrinos y 250.000 euros para el plan de avenidas que afecta a Manuel Llaneza y Pablo Iglesias. Coincide con Podemos en reivindicar dinero para campañas por la igualdad de la comunidad LGTBI.

Y cinco enmiendas parciales por una cuantía de 2,5 millones sumó Vox a su enmienda a la totalidad. Casi todo el dinero se dedicaría a mejoras en edificios públicos, sobre todo colegios y sedes vecinales. Para ello optan, entre otras cosas, por eliminar 1,4 millones de la partida de solidaridad internacional.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats