29 de noviembre de 2019
29.11.2019

Un millón para la nueva renta social abre la puerta a un presupuesto de la izquierda

El gobierno local asume 1,5 millones en ajustes por enmiendas de Podemos en una negociación aún abierta para pactar el destino de futuros recursos

29.11.2019 | 02:50

La incorporación de un millón de euros al capítulo de ayudas complementarias de la Fundación Municipal de Servicios Sociales para "poner los cimientos" de una nueva etapa de la renta social abrió ayer la puerta a que el Ayuntamiento de Gijón tenga en 2020 presupuesto tras dos años consecutivos de prórroga y los tenga desde el impulso de la izquierda tras ocho años de gobierno forista con Carmen Moriyón. Este millón de euros se incluía en la enmienda de más envergadura económica de las once de Podemos-Equo que ayer se incorporaron al presupuesto tras ser votadas a favor en la Comisión de Hacienda por la representación de PSOE e IU.

La incorporación de esas enmiendas llevó a Podemos-Equo a optar en la comisión por la abstención con reserva a pleno generando un empate a cinco entre los noes sumados por Ciudadanos, Foro, PP y Vox y los síes de PSOE e IU que se resolvió a favor de los últimos gracias al voto de calidad de la presidenta, la edil socialista de Hacienda Marina Pineda. Así pues, el proyecto presupuestario de 233 millones del gobierno de Ana González llega al Pleno del miércoles con el dictamen favorable de la comisión y ajustes por una cuantía de algo menos de 1,6 millones con los cambios de Podemos. Si la situación se repite en el Pleno el presupuesto saldría adelante con el voto de calidad de la Alcaldesa.

"Esta es una buena base para seguir trabajando pero queda mucha tela que cortar", explicaba tras la comisión la portavoz podemista, Yolanda González Huergo. Y es que la negociación con el gobierno continuará hasta el lunes -día elegido para que las bases de Podemos y Equo decidan en asamblea el voto de sus tres concejalas- para buscar un acuerdo que vaya más allá de estos ajustes presupuestarios. Un acuerdo que, entre otras cosas, favorezca que la partida de la renta social tenga un aporte adicional de un millón de euros más a lo largo del año con la incorporación de remanentes para su consolidación, que se fijen mejoras relativas a la etapa educativa de 0 a 3 años tras fracasar el intento de hacerla gratuita en Gijón vía enmienda presupuestaria o que tengan encaje iniciativas de la formación morada decaídas ayer como más dinero para las entidades memorialistas y los fondos para reactivar el estudio sobre el impacto de la contaminación en las embarazadas.

Que el acuerdo no está cerrado también lo dejó claro Marina Pineda en nombre del PSOE. "Vamos a seguir trabajando con seriedad y rigor de aquí al lunes para que la propuesta final sea la mejor posible para la ciudad", explicó la concejala de Hacienda. Aurelio Martín, el integrante de IU en el gobierno, festejó que "se esté muy cerca de abrir un nuevo ciclo político en la ciudad" y destacó el "simbolismos" de un acuerdo que "fortalece a la izquierda".

Nada para la derecha

Tras el proceso negociador de las cifras que se cierre el lunes llegará otro para concretar acciones que son motivo de controversia entre unos y otros. Mientras Podemos-Equo festejan la recuperación de la renta social y el festival Arcu Atlánticu, el PSOE habla de su reformulación: incorporando novedades al programa social actual o cambiando el diseño del festival cultural impulsado por Foro por un festival de nuevo cuño en septiembre y el entorno de Cimadevilla. "Más allá del nombre que se le ponga y de los matices que se hagan, lo importante es que la renta social figure en los presupuestos con una buena dotación, hay un calendario y no se desvirtúe su esencia", explicó Huergo. El programa de emergencia social-renta social fue impulsado en 2017 por Xixón Sí Puede e IU como una vía complementaria de ayudas a personas con ingresos mínimos que se sustanció en una tarjeta para hacer compras de productos básicos en negocios locales. Algo que sirvió para dinamizar el comercio y que se reivindica desde la Unión de Comerciantes.

Las enmiendas aceptadas a Podemos-Equo suponen también adelantar al año que viene la remodelación del carril bici de Rodríguez Sampedro, mejoras en las paradas de autobús tanto de la zona urbana como de la rural, una campaña contra la LGTBIfobia, nuevos cursos de empleo y el mantenimiento de la subvención al club Patín Solimar.

En todo caso, a votación en Hacienda no llegaron las 36 enmiendas de la oposición. De partida no se admitieron a trámite las enmiendas a la totalidad de Ciudadanos, Foro, PP y Vox al no existir esa modalidad en el reglamento. Pineda recordó que hace unos años el PP recurrió ante los tribunales, que avalaron esa inadmisión. Un informe técnico llevó también a la Junta de Gobierno a no admitir las enmiendas coincidentes de Podemos y Ciudadanos que rebajaban los ingresos municipales al asumir la gratuidad de las escuelas infantiles. Intervención alertó que afectaba a un precio público del Principado y conllevaría la cancelación del convenio entre administraciones. Sí se asumió evitar que las familias con el 100% de bonificación en escuelas infantiles paguen el comedor si están a media jornada. Ninguna de las enmiendas de la derecha pasó el filtro. O fueron inadmitidas o rechazadas en la votación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído