Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Repunte de las agresiones sexuales, los hurtos y las peleas entre grupos enfrentados

Las infracciones penales, principalmente por drogas, suben un 10% en un año en Gijón l Los robos en domicilios y comercios, a la baja

Repunte de las agresiones sexuales, los hurtos y las peleas entre grupos enfrentados

Repunte de las agresiones sexuales, los hurtos y las peleas entre grupos enfrentados

Los delitos sexuales, los hurtos y las agresiones físicas entre grupos enfrentados presentan una preocupante tendencia al alza en la estadística de criminalidad de Gijón correspondiente a los nueve primeros meses del año. No son los más numerosos pero sí los que arrojan un repunte significativo con respecto al ejercicio anterior, con lo que ello supone para que se asienten dentro de los círculos de la delincuencia en Gijón.

Los robos ocupan la primera posición de las infracciones penales en el municipio, con 1.755 registros hasta el tercer trimestre del año frente a los 1.692 del ejercicio precedente. También suben los robos que incluyen violencia e intimidación a la víctima, que hasta septiembre pasado acumulan un repute del 9,2 por ciento. No obstante, los hurtos en domicilios, establecimientos comerciales y otras instalaciones se encuentran en una tendencia inversa y retroceden con respecto al ejercicio anterior un 8,1% y un 5,4%, respectivamente.

En cuanto a los delitos contra la libertad sexual, que agrupan agresiones, abusos, acoso sexual, ciberacoso, exhibicionismo, corrupción de menores y prostitución, suben un 16% -de 37 a 43 de enero a septiembre de este año-, frente a 2018. Las agresiones sexuales con penetración son las únicas que retroceden, pasando de tres casos el año pasado, a uno en lo que va de 2019, según los datos del Ministerio del Interior. Por el contrario, suben un 21,3% las peleas entre grupos enfrentados.

Los delitos relacionados con tráfico de drogas son, por su parte, los que más aumentaron en el último año en Gijón, con un salto de 24 a 52, lo que significa un repunte del 116,7%. Las sustracciones de vehículos -un total de 56 de enero a septiembre- también sube un 14%.

Cifras más favorables arroja en lo que respecta a los homicidios, Las probabilidades de morir de forma violenta disminuyen significativamente con respecto a Barcelona o cualquiera de las grandes capitales del país. En este capítulo Gijón es la ciudad más segura de España. Y lo lleva siendo desde hace ocho años. Mantiene los índices de criminalidad en torno al 27% cuando la media del país en ese capítulo roza el 50%, según la estadística del Ministerio del Interior.

En términos generales, la criminalidad en Gijón, esto es, el número de infracciones penales en el concejo, aumentó un 9,85 por ciento en lo que va de año (hasta el tercer trimestre de 2019) respecto al mismo periodo del año anterior, con una cifra total de 5.866, según datos del Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior.

Estas cifras evidencian, a la vista de las estadísticas anuales que elabora el órgano ministerial, que los quebrantamientos de la ley han dado un giro radical a la tendencia a la baja que se venía registrando los últimos cinco años y la ciudad vuelve a acercarse a las 6.307 infracciones penales del balance del año 2013, lo que supone acercarse a los niveles de delincuencia de ciudades como Sevilla, con 64,9 infracciones por cada mil habitantes; Valencia, con 59; Madrid, con 74 y Barcelona, la más alta, con 119. El número de hechos delictivos por cada millar de vecinos en Gijón es de 27.

Más información en pág. 37

Compartir el artículo

stats