Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reconocen el daño al honor de una paciente de iDental a la que incluyeron como morosa

La afectada entró en dos listas al dejar de pagar el préstamo cuando la clínica gijonesa cerró, pero ahora recibirá 3.000 euros de indemnización

Una paciente de iDental ha logrado una sentencia pionera en España en la que se le reconoce una intromisión ilegítima en su derecho al honor después de que una financiera la incluyese en dos listados de morosos cuando dejó de pagar el préstamo que le dieron tras cerrar la clínica de Gijón. Ahora, además, recibirá 3.000 euros de indemnización.

La afectada, gijonesa de cincuenta años, dejó de pagar el préstamo que le dieron cuando se quedó sin su tratamiento al cerrar la clínica, algo que le ocurrió a centenares de personas en toda Asturias. Fue entonces cuando la financiera comenzó a reclamarle el dinero, al punto de incluirla en dos listados de morosos además de llamarla persistentemente y acosarla para lograr que pagase.

El juez José de la Mata, responsable de la investigación por estafa del caso iDental en la Audiencia Nacional, ordenó a las entidades financieras que no incluyesen a los pacientes de estas clínicas en ningún registro de morosos por su especial situación al haber perdido sus tratamientos con el cierre, pero en este caso está visto que no hicieron caso del requerimiento judicial.

La mujer, agobiada por las llamadas, buscó el asesoramiento del abogado gijonés Javier Fernández Alonso, de Abogados Dapena, y presentó una demanda contra la financiera por intromisión en su honor. Ahora, el juez le ha dado la razón a la mujer y condena a la financiera al pago de 3.000 euros y a cancelar los datos de la afectada en cualquier fichero de morosos en el que se le haya dado de alta.

"La mujer está feliz, no ya por el dinero, que también, sino porque espera que la dejen en paz y paren de acosarla y no tener miedo a coger el teléfono a extraños", explica el abogado Javier Fernández Alonso.

Compartir el artículo

stats